Bibliotecas infantiles de Lempira, un ejemplo mundial

Muchos al leer el encabezado dirán ¿bibliotecas infantiles de Lempira?, la respuesta es sí, un proyecto que prácticamente en silencio se desarrolla en ese departamento, uno de los más olvidados del país y donde los resultados son asombrosos al punto que el proyecto “Fomentando la Cultura Lectora en Niñas y Niños de Lempira” será replicado en otras partes del mundo.

Las bibliotecas infantiles son un completo éxito - Foto de Plan Internacional Honduras

Las bibliotecas infantiles son un completo éxito – Foto de Plan Internacional Honduras

Un sueño hecho realidad

Para cambiar a un país lo primero que hay que hacer es cambiar a sus ciudadanos y es la educación uno de los ejes principales, con este pensamiento y desde el 2014 se trabaja con el proyecto “Fomentando la Cultura Lectora en Niñas y Niños de Lempira”.

Este proyecto hasta el momento ya ha construido y equipado 18 bibliotecas infantiles en el área rural del departamento de Lempira y en los próximos años construirá 15 bibliotecas infantiles adicionales, más dos bibliotecas públicas que se ubicarán en la ciudad de Gracias y en Lepaera.

Un tesoro para los niños

Un tesoro para los niños

Niños con más de 500 libros leídos

Este proyecto que surge como iniciativa de Plan Internacional de Honduras y tiene como meta darle oportunidades a más de 6,000 niños de áreas rurales para que mediante la lectura divertida y en ambientes agradables puedan desarrollar sus destrezas y los resultados están a la vista, una niña ostenta el récord de haber leído 524 libros, los niños escriben poemas, historias, cuentos, guiones de cortometrajes, actúan y dirigen sus propias producciones, tal como sucedió con el Primer Festival de Cine Infantil celebrado el 17 y 18 de marzo en Gracias, Lempira.

1

Complemento educativo y ejemplo mundial

Las bibliotecas utilizan el atractivo visual para generar interés en los niños, además de utilizar un hermoso programa de animación lectora que incluye títeres, mimos, cuentacuentos, cine y teatro.

Lempira, uno de los departamentos más deprimidos del país, ha demostrado que lo único que nuestros niños ocupan son oportunidades, pues los resultados son asombrosos ya que no solo se fomenta el hábito de la lectura, se mejoran considerablemente las habilidades orales, la creatividad y se eleva la autoestima de los niños, quienes “pierden el miedo”, expresan libremente su sentir y pensar con destrezas que muchos adultos quisieran tener, niños que en un futuro muy cercano verán más fácil el camino del progreso personal y de sus comunidades, gracias a ello el programa será replicado en zonas indígenas de Canadá y en África.

2Estamos seguros que esta experiencia cambiará el destino de miles de niños, un proyecto ejemplar que merece sea conocido y valorado por la comunidad en general.

¡Gracias Plan Internacional y todas las organizaciones involucradas en este grandioso proyecto!

niño feliz

 

Agregar Pensamiento