Cañones antiguos y un posible barco se descubren en la Bahía de Tela

En la época colonial,  los mares de Honduras fueron escenario de comercio marítimo y de peleas entre barcos españoles y piratas, actividades registradas en documentos y en antiguas historias, y aunque existen evidencias en tierra pocas se han podido encontrar en la profundidad del mar, una de ellas es el naufragio de un barco del cual quedan sus cañones y que está en la Bahía de Tela.

En las profundidades de la Bahía de Tela se encuentran los restos de un barco y sus cañones

En las profundidades de la Bahía de Tela se encuentran los restos de un barco y sus cañones

Un hallazgo fruto de la casualidad en un sector donde la visibilidad es escasa ocurrió en la Bahía de Tela.

Un barco  con cañones de procedencia desconocida

Lo que pudo ser una inmersión cualquiera se convirtió en todo un acontecimiento cuando Javier Parham, líder del grupo y el equipo de buzos de Bliss Seekers Divers se sumergieron como de costumbre en las aguas de la Bahía de Tela en un sector donde la visibilidad no es muy favorable y las corrientes son fuertes, de pronto y en el fondo, figuras que daban la impresión de no ser formaciones naturales lo que incentivó la curiosidad, enorme asombro al ver que se trataba de un cañón forrado de corales, luego y a pocos metros, otro cañón…

naufragio

Este descubrimiento mereció regresar para tomar datos, el cañón más grande mide 2.70 metros y tiene una longitud de circunferencia de 1.65 mt en su parte más gruesa, el cañón más pequeño tiene una longitud de 1.40 metros; debido a las condiciones, hasta el momento no se ha realizado una búsqueda de piezas de madera u otros objetos en la zona donde se encontraron los cañones.

¿Quienes pudieron ser?

Considerando la historia de eventos en nuestro Caribe, el barco pudo ser español, inglés, francés u holandés; en términos de la ubicación de los cañones en la bahía y al no ser una zona de arrecifes superficiales se descarta que haya sido un barco encallado que haya obligado a los tripulantes a lanzar al mar sus cañones con el fin de liberarse, lo que deja el hecho restringido a dos probables situaciones, que haya sido un barco que algún huracán hundió estando refugiado dentro de la bahía o bién el recuerdo de una nave hundida por fuego entre barcos.

No se descarta que debido a su profundidad, y en el caso que fuera una nave que transportaba bienes, todavía se encuentren bajo el mar tesoros de enorme valor, aunque sólo el hallazgo es de por sí un tesoro que merece ser investigado.

Las coordenadas del naufragio se mantienen en secreto para protección del sitio y se espera la reacción de las autoridades afines a este tipo de hallazgos.

Vean el video del momento en que se realizaron las mediciones.