¿La capital se cambió de Comayagua a Tegucigalpa por asunto de faldas?

Muchos creen que la capital fue cambiada de lugar por un asunto de faldas que obligó al presidente de Honduras a trasladar la sede el poder ejecutivo de Comayagua a Tegucigalpa, un mito muy alejado de la realidad.

Billete de dos Lempiras dedicado a Marco Aurelio Soto

Billete de dos Lempiras dedicado a Marco Aurelio Soto

La vida de las dos ciudades más grandes de Honduras

En el tiempo de la independencia y años siguientes, Comayagua era el sitio donde se concentraban la mayoría de simpatizantes y descendientes de los españoles, en cambio los habitantes de Tegucigalpa, que contaba con una organización social muy similar a la de la capital, tenían ideas diferentes, esta diferencia de criterio generaba una pugna constante además de otras de tipo social que trataban de resaltar el origen y abolengo de las familias que poblaban ambas ciudades.

Inmediatamente después de la independencia, en Honduras solo existían dos provincias, la de Tegucigalpa y la de Comayagua, teniendo ambas provincias con marcadas diferencias políticas, ante tal situación se decidió en 1824 realizar el Primer Congreso Constituyente del país en la comunidad de Cedros, en dicho congreso se estableció, entre muchas otras cosas, que debía haber alternabilidad en el sitio donde debería funcionar la capital del país, una temporada en Comayagua y otra en Tegucigalpa y así sucesivamente, esto marcó el inicio de la pérdida de preponderancia de Comayagua como capital del país.

Marco Aurelio Soto, Presidente de la República 1876-1880

Marco Aurelio Soto, Presidente de la República 1876-1880

El traslado no fue asunto de faldas

Ya para 1880 en el mandato de Marco Aurelio Soto fue que se tomó la decisión de que Tegucigalpa fuera la capital de Honduras, ante tal decisión el Presidente Soto fue consultado de cuáles eran sus argumentos para hacerlo, a lo cual el esgrimió:

“que era por los desaires que la sociedad comayagüense le daba a su esposa Doña Celestina Mijango, Primera Dama de origen guatemalteco.”

Con el paso del tiempo son muchos los investigadores como Reina Valenzuela, Molina Chocano y Mario Argueta, los que han concluido que la razón primordial del traslado fueron intereses económicos de Soto en relación a la explotación de la minería en el área de Tegucigalpa y San Juancito, intereses que debía “cuidar de cerca”.

Al final, el cambio fue realizado y para bien o para mal, Tegucigalpa es nuestra ciudad capital.