El verdadero San Nicolás está en Comayagua hace cientos de años

La imagen que todos conocemos de San Nicolás, gordito, con barba y vestido de colores rojo y blanco es producto de la imaginación de un caricaturista estadounidense llamado Thomas Nast quien creó dicha imagen con fines comerciales para ser publicada en la revista Harper´s Weekly en el año de 1862 y fue tanto el éxito de su creación que perdura hasta hoy como la imagen icono de la navidad.

Minolta DSC

El dibujo creado tenía su origen en un personaje real y muy querido que vivió en el siglo IV llamado Nicolás y que era originario de Turquia. Nicolás venía de una familia adinerada y desde niño fue conocido porque le regalaba todo a los niños que no corrían con su suerte, los años pasaron y sus padres murieron de forma tal que heredó toda una fortuna y su generosidad fue tal que repartió todo lo que tenía con la gente más necesitada, una vez hecho eso se trasladó a Mira donde fue consagrado como obispo.

Los hechos de la vida de Nicolás, no acabaron con su incorporación a la iglesia, más bien se multiplicaron, su bondad y hechos de su vida hicieron que se convirtiera en una figura asociada al amor a los niños y al desprendimiento de las cosas materiales, es así que su imagen fue reconocida y venerada en el mundo entero, cientos de iglesias y ciudades por todos los confines de la tierra fueron nombradas en su honor y muchas obras de arte entre las cuales figura un cuadro que se encuentra en el retablo de la nave derecha de la Catedral de Comayagua y que llegó a Honduras cientos de años antes que fuera inventado ese San Nicolás gordito, con barba y vestido de colores rojo y blanco.

Usted puede verlo en la parte superior izquierda del retablo de la nave derecha de la Catedral de Comayagua, una de tantas curiosidades que en Comayagua puede encontrar.

Cuadro en parte superior izquierda de la nave derecha Foto de Pili Luna

Cuadro en parte superior izquierda de la nave derecha
Foto de Pili Luna

Foto de Pili Luna

Foto de Pili Luna