El Pueblo Garífuna nunca fue esclavo de nadie

La comunidad Garífuna o pueblo de los Garinagu, (Garífuna en plural), es una etnia americana que se gestó en el siglo XVIII, esta nueva etnia es resultado de la mezcla de personas indígenas de África e indígenas de Sudamérica, un pueblo que se formó y mantiene sus costumbres ancestrales y que se ha distinguido por su bravura y valentía, gracias a eso, ellos nunca pudieron ser sojuzgados ni humillados y fue por esa razón que fueron desterrados tocándole la suerte a Honduras de convertirse en su nuevo hogar hace 219 años.

Niño Garífuna - Foto de Jorge Ocampo

Niño Garífuna – Foto de Jorge Ocampo

La comunidad Garífuna se distingue por su cultura la que ha sido reconocida por la UNESCO como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y sobre todo por su gente la que ha alcanzado los más altos sitiales de honor tanto en Honduras como en el exterior, científicos, artistas y todo tipo de profesionales y líderes forman parte de los Garinagu, el Pueblo Garífuna.

esclavos

Las raíces del pueblo Garinagu 

Cerca del año 1000 d.C, en América del Sur, el pueblo Arahuaca incursionaba en territorio insular de esa parte del continente y con el tiempo se mezclaron con los Caribes y de donde surgió una nueva etnia conocida como “Los Caribes Isleños” quienes mantenían ciertas costumbres de ambas raíces, hablaban Arawak, consumían yuca y se dedicaban a la caza y pesca, los territorios de los Caribes Isleños abarcaba a un buen número de islas al norte de la costa de Sudamérica y entre ellas se encuentra la isla de San Vicente.

Ya para el siglo XVII la presencia europea en el Caribe cobraba enorme relevancia y el tráfico de esclavos procedentes de África era una tarea bastante frecuente, un tráfico de personas a las que obligaban a ser esclavos y a quienes destinaban las tareas más duras.

En uno de los tantos traslados, dos barcos españoles cargados de esclavos africanos naufragaron en cerca de las costas de la isla de San Vicente, este naufragio permitió que personas que venían en cautiverio se liberaran y lograran refugiarse en la isla que estaba bajo dominio de los Caribes Isleños quienes les dieron la bienvenida y protegieron; fue así y al cabo del tiempo que los ambos grupos étnicos se mezclaron y de ahí nació una nueva etnia, los Garífuna o pueblo de los Garinagu, también llamados Caribes Negros, un nuevo grupo social el cual nunca había conocido la esclavitud.

mario torres

El Conflicto

En el siglo XVII las potencias europeas se disputaban los territorios que según ellos les pertenecían bajo la justificación de “haberlos descubierto” y fue así que la Isla de San Vicente fue ocupada por los ingleses quienes intentaban quitar las tierras a sus propietarios, algunas veces mediante trucos y otras por la fuerza; los Garinagu no quisieron acceder a las pretensiones inglesas y a causa de eso los ingleses decidieron atacarlos en 1772, el conflicto se extendió por años ya que los Garinagu se habían aliado con los franceses y los ingleses no podían vencerlos, esta situación llegó a su máximo nivel de conflicto en 1795 cuando los ingleses decidieron ponerle fin a la situación y primero vencieron a los franceses y después a los Garinagu, quedando desde ese entonces la isla de San Vicente bajo dominio inglés.

Dada la actitud del pueblo Garífuna les fue imposible a los ingleses someterlos a la esclavitud, los Garinagu hacían hasta lo imposible por rechazar el dominio y esto llevó a los ingleses a tomar la decisión de separarlos de los otros pobladores de la isla y desterrarlos a otros dominios ingleses.

Su llegada a Honduras

En el mes de febrero de 1797, llegó la orden de trasladar a los Garinagu a Roatán, con el fin de bajarles la moral y bajar así ese rechazo hacia el dominio inglés, la tarea de traslado se realizó en varios barcos los que en su mayoría lograron atracar en Port Royal, Roatán, el 12 de abril, fecha por la cual se considera como el día del arribo del pueblo Garífuna a Honduras.

La posesión de Port Royal por parte de los ingleses duró muy poco ya que casi un mes después, el 19 de Mayo de 1797 los españoles recuperaron nuevamente Islas de La Bahía, tomando a varios Garinagu como fuerza laboral y los trasladaron a Trujillo.

Poco tiempo después, el pueblo Garífuna se desilusionó con el trato español y procedieron a migrar hacia sitios costeros del territorio continental de Honduras y fue así como lograron llegar hasta Guatemala, Belice y Nicaragua.

El pueblo Garífuna o de los Garinagu, logró ubicarse en 43 comunidades en Honduras, mantiene su exquisita gama de costumbres de herencia sudamericana y africana, hablan su propia lengua y se distinguen en todo el mundo como un pueblo que jamás ha conocido la esclavitud.

san