HUFFINGTON POST: Niña de N.Y. desenmascara a un verdadero héroe

“Una niña de 11 años ha desenmascarado a un verdadero héroe internacional”, es el titular que el Huffington Post ha publicado este día en relación a un hondureño que pasó de héroe de Nueva York a héroe internacional.

Danielle Greenfield, de 11 años publicó en el Huffpost

Danielle Greenfield, de 11 años publicó en el Huffpost

La historia del héroe contada por una niña

Mi historia comienza hace cuatro años – cuando vi el entonces desconocido Ramiro Ocasio saltar en la fosa del metro de Nueva York para salvarle la vida a un anciano que había caído en ellas.

Fue la primera, pero no la última vez que iba a ver un verdadero héroe en acción, porque parecía que salvar una sola vida no fue suficiente para Ramiro.

Previo a ese acto heróico, Ramiro había tenido la tradición de ahorrar dinero para comprar útiles escolares y otros bienes los que al llegar a Honduras los  entregaba personalmente a niños de escasos recursos.

Bueno – Ramiro y su compañero de trabajo Jon Henes utilizaron la experiencia del metro para poner “esas buenas acciones” en un nivel superior, y juntos crearon la Fundación de Educación en HondurasFEIH – una organización sin fines de lucro para construir escuelas en zonas rurales de Honduras.

Danielle y Ramiro, el héroe de Nueva York e internacional

Danielle y Ramiro, el héroe de Nueva York e internacional

Sin embargo y como un verdadero superhéroe, Ramiro usaría sus poderes para velar que FEIH haría mucho más, es así que FEIH ha impactado en toda la comunidad: proporciona puestos de trabajo, crea un sentido de propósito y orgullo, y proporciona quizás por primera vez, la posibilidad de que estos niños y sus familias tengan un futuro muy exitoso.

Debido a Ramiro, he aprendido acerca de su ciudad natal de El Progreso, Honduras. Yo sabía que había miles de niños como yo que vivían allí, pero no pude captar el concepto de que estos niños no tienen la oportunidad de vivir una vida plenamente: supe que muchas de las chicas se convertirían en madres a una muy temprana edad y los niños a menudo terminan en bandas violentas.

Me han dicho que al crecer en Manhattan, he estado viviendo en una burbuja y una visita por Honduras me proporcionaría la oportunidad de dar un paso fuera de ella.

Así pues, en febrero pasado, Ramiro, mi madre, un equipo FEIH, y yo viajamos a Honduras para celebrar la apertura de la cuarta escuela de FEIH, Ramon Danilo Chávez, en la pequeña ciudad de Choloma. Volamos a San Pedro Sula, que hasta el año pasado, fue la ciudad con la tasa de homicidios más alta del mundo!

Sí, me daba miedo. ¡Pero tuvimos “Ramiro y los perros” a la cabeza!

Antes de ir a la nueva escuela paramos en un camino de tierra para ver la escuela vieja, Yo no lo podía creer, un lugar sucio, cayéndose en partes, un sitio oscuro y de una sola habitación. No se veía segura ni para entrar y peor aún para el aprendizaje.

Entonces abrimos la puerta hacia el patio de la nueva escuela que FEIH había construido. Definitivamente no era como mi escuela en el Upper East Side, pero era preciosa. 6 aulas, 7 baños individuales, un tanque de agua que permite a los niños vaciar los inodoros y lavarse las manos. actividades diferentes para las escuelas en zonas rurales de Honduras donde todas las cosas se dan por sentadas pero no existen.

En el patio, la gente muy animada y todo el mundo quería compartir un poco con Ramiro – y a pesar de que con mucho gusto les dio tiempo a cada uno, él siempre le dio el crédito a su equipo. Noté que él le dio atención a todos, desde al Alcalde de Choloma hasta los más pequeños que se enredaban alrededor de sus piernas. Él estaba supervisando los últimos detalles de la construcción, mientras era entrevistado por un reportero de noticias. Los niños se acercaban a él por cualquier tipo de razones, y cada uno recibió su atención y sonrisas.

Aunque la escuela estaba rodeada de pequeñas casas decadentes con techos de zinc – el patio de la escuela era un espacio rico en felicidad y esperanza. En el nuevo campo de juego tomé un montón de tiempo, ya sabes, para probarlos y asegurarme de que todo estaba en buen estado de funcionamiento.

fee

Y vi que la Fundación para la Educación en Honduras está haciendo mucho más que sólo la construcción de escuelas. Con Ramiro a cargo, FEIH está inspirando a todos los involucrados a ser compasivos, cariñosos, trabajadores y dedicados.

No sé por qué me daba miedo a visitar Honduras, hice nuevos amigos, tuve la oportunidad de ser útil; Me sentí apreciada, y básicamente tuve una aventura que cambió mi vida. 

Aunque me gusta ver los comics de Marvel con mi padre, esta experiencia me ha enseñado que todos los héroes no son de ficción. Ramiro no puede obtener un poder sobrenatural, pero tiene muchos de los atributos que hacen un héroe: La gente es atraída hacia él, él está dispuesto a arriesgar su propia seguridad en el servicio del bien sin esperar nada a cambio, tiene un equipo de apoyo de personajes recurrentes, y un traje distintivo que consiste en una gorra de los Boston Red Sox!

Como primera Embajadora Juvenil de FEIH, planeo aprender, ayudar e inspirar a otros; Ayudar a inspirar unos a otros. Teniendo a Ramiro como modelo de héroe a seguir, ¿cómo no?!

Danielle Greenfield es de Nueva York y cursa el quinto grado, una niña que ha pasado su tiempo libre ayudando a los demás desde que tenía cinco años de edad.

Ese año ella se convirtió en co-fundadora de una organización que ofrece artículos de uso personal y para animales en el sistema de refugios NYC ACC.

Después de pasar su vacaciones de primavera 2017 en Honduras asistiendo en la apertura de la cuarta escuela de FEIH, Danielle fue galardonada con el premio inaugural de Jóvenes Embajadores de FEIH.

One Response

  1. Lesly 15 junio, 2017

Agregar Pensamiento