Los mejores arrecifes del Caribe son de Honduras, una verdad científica

Nuestro planeta está compuesto por más agua de mar que de tierra expuesta y todos los mares del mundo tienen su riqueza y belleza particular, lamentablemente el hombre que se ha lucrado de los bienes que el planeta le ha proveído y poco a poco ha ido destruyendo lo que una vez fue un paraíso, enormes zonas que una vez fueron sitios de vida hoy presentan panoramas sombríos más cercanos a la muerte que otra cosa; por fortuna aún existen sitios que de formas inexplicables han resistido el abuso humano y son hoy por hoy, tesoros de la humanidad, uno de esos sitios se llama Banco Cordelia , ubicado en las aguas que rodean Roatán, Honduras.

El Banco Cordelia tiene la mayor abundancia de corales en el Caribe. Los investigadores creen que son un vivero fundamental a partir del cual los organismos de arrecifes de coral pueden repoblar otras regiones del Caribe. - Foto de Brian Skerry

El Banco Cordelia tiene la mayor abundancia de corales en el Caribe. Los investigadores creen que son un vivero fundamental a partir del cual los organismos de arrecifes de coral pueden repoblar otras regiones del Caribe. – Foto de Brian Skerry

Cuando se dice los “mejores” acompañado por la ciencia, deja de ser opinión

La belleza es subjetiva cuando se trata de una opinión, pero si el término de belleza toma como base la presencia de vida podemos realizar una proyección en relación directa con la abundancia de la misma, porque vida significa en todo caso, más color y movimiento, más especies y mayores relaciones entre ellas, es por esta razón que los países que cuentan con propiedades en el mar Caribe presumen ante el mundo de ser poseedores de los lugares más bellos de playa y mar, y así es, mejor dicho, así fue.

Cordelia cuenta con la mayor cantidad de cobertura de coral de todo el Caribe, lo que lo convierte en uno de los mejores arrecifes

Cordelia cuenta con la mayor cantidad de cobertura de coral de todo el Caribe, lo que lo convierte en uno de los mejores arrecifes – Foto de Ian Drysdale

Por varias razones, calentamiento global, pesca excesiva, presencia de contaminantes, plagas y otras, el Mar Caribe ha ido perdiendo la batalla, el mejor testimonio es que en la década de los 80 era poca la diferencia entre la belleza de los arrecifes de las Antillas y los que rodean el norte de Centroamérica, pero con el tiempo esa belleza se ha ido perdiendo y de esa forma se han ido detectando “esos sitios” que son “como antes” y los que “todos desearían tener”, es así que la cobertura de coral vivo en todo el Caribe tiene una media del 19% pero en el Arrecife Cordelia alcanza un asombroso 70%, un “Espacio sublime de vida”; la observación de este arrecife llevó a la Exploradora y Científica Marina, Sylvia Earle de National Geographic a expresar que era “La Esperanza de vida de los mares”, una opinión calificada que pronto tuvo la certificación de otras organizaciones como Healthy Reefs for Healty People, Coral Reef Alliance (CORAL) y otras organizaciones preocupadas por el cuidado del ambiente marino quienes coinciden que Cordelia podría ser el sitio donde el Mar Caribe podría recuperar toda la belleza perdida, el sitio que es el “vivero o guardería” donde se reproducen especies ya perdidas en otros sitios del Caribe.

Es importante mencionar que la alegría de contar con Cordelia se vio magnificada con el descubrimiento de otro sitio con similares características de cobertura de coral y que se encuentra justo en medio de la bahía de Tela y cuyo nombre es Arrecife Capiro, los que son considerados por los especialistas como “Los dos únicos arrecifes Vírgenes de todo el Caribe

Como conclusión podemos asegurar desde el punto de vista científico que los mejores arrecifes de todo el caribe se encuentran en Honduras, los arrecifes más llenos de vida que sin duda alguna son los más bellos de esta zona de la tierra.

Les dejamos con un video de nuestro compatriota Ian Drysdale, miembro representante de Healthy Reefs for Healty People y Seacology y quien nos muestra un poco del Banco Cordelia.