La migración judía en Honduras

Alrededor del tema de la presencia judía en Honduras existen creencias populares que los historiadores, mediante prueba documental logran desmentir o bien certificar, en ese sentido la historiadora Alejandra G. Guerra, en su escrito “Los inmigrantes de Medio Oriente, Judíos y Chinos en Honduras“, revela datos muy interesantes entre ellos que se recibieron refugiados judíos en contra de la ley hondureña.

judiosEs importante señalar que el Estado de Israel existe a partir de 1948, previo a ese año las personas con esa ascendencia eran nacionales de otros países y por lo tanto sus identificaciones y documentos corresponden a otras naciones.

Los primeros migrantes judíos

Según las investigaciones de Alejandra G. Guerra, los primeros migrantes de ese origen se ubican a finales del siglo XIX, siendo la evidencia más antigua la presencia de Luis Refsmann en 1899, posteriormente Ernesto Lázarus arriba a principios del Siglo XX, así como Samuel Zemurray relacionado con la explotación bananera en Honduras.

Ya en 1930 los judíos a pesar de ser un grupo minoritario ya presentaban un despegue económico importante donde se destaca Yankel Rosenthal, de origen rumano, quien en sociedad con otro judío Manuel Rosemberg fundan la empresa comercial “Siga la Flecha”

La migración judía en tiempos de Carías

En la administración Carías se recibió la propuesta de recibir 10,000 familias de judíos europeos pagando cada una de ellas 10,000 dólares, esta propuesta no prosperó ya que Honduras no estaba preparada para un éxodo de tal magnitud, sin embargo a muchos de ellos se les autorizó la entrada desde Casa Presidencial, evidencia de ello es la llegada de Helmut Seidel quien ingresó en 1939 por gestiones directas del mismo Tiburcio Carías Andino ante el Cónsul de Honduras en Hamburgo.

Según documentos estadounidenses, en Honduras, violando los requisitos de ley de residencia y mediante pago, se autorizó la entrada de refugiados por manos de abogados de la Casa Presidencial de Honduras, migrantes judíos europeos que no recibieron la persecución a la que fueron objeto los otros alemanes e italianos y que fuera sugerida por el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Los judíos que ingresaron en tiempos de Carías luego se dedicaron al comercio tal como los palestinos y en muchos casos asociándose con ellos, entre las familias ya establecidas en la década de los 30 se mencionan: Seidel, Starkmann, Palme, Schacher, Hirsh, Rosenthal, Rosemberg, Goldstein, Brandel, Ellner, Fux, Goldental, Knopmajer, Rubinstein, Runbistein, Steinberger, Sucrovich y Wolosny..

Se mezclan con la población y pasan desapercibidos 

Los judíos adoptaron rápidamente las costumbres de los hondureños al punto de pasar desapercibidos por la población y se casaron con palestinos de forma frecuente.

Además de dedicarse a actividades comerciales se involucraron en la política hondureña, tales como Samuel Semurray, Roberto Lázarus, Gilberto Goldstein, Moisés Starkmann, Ricardo Maduro, Jaime Rosenthal, Yankel Rosenthal.

La mayor parte de familias de origen judío se establecieron en la década de los 30, siendo sus orígenes de Alemania, Rumania, Checoslovaquia, Polonia, Danzig, Rusia, Argelia y finalmente Israel después de 1948.