¿De donde son las pupusas?, conozca la visión de especialistas

Las Pupusas, suculento manjar que es motivo de diferencias entre ciudadanos, es mucho más que un “yo creo”, es un reflejo cultural precolombino en tiempos donde las fronteras, ni los países de Centroamérica existían, conozca datos muy interesantes de tres especialistas salvadoreños alrededor de este tema para dejar de basar las opiniones en suposiciones, un plato que en vez de crear diferencias más bien debería ser un recordatorio de lo que nos une como pueblos.

Las pupusas de hoy son muy diferentes a las originales

Las pupusas de hoy son muy diferentes a las originales

En todas las discusiones serias al respecto sobre el origen de las pupusas existe un punto de acuerdo, y es que las pupusas proceden de la cultura Maya Quiché.

¿Quienes son los Quiché?

Los Quiché son uno de los pueblos Maya nativos de Guatemala quienes realizaron migraciones y tuvieron asentamientos en Guatemala, Honduras y El Salvador, según el intelectual salvadoreño Dr. Santiago Barberena, pupusa viene de la palabra Quiché POPUZA y se compone de dos voces POP y UTZ, por lo que se presume que si el original del nombre es Quiché, entonces fueron los Quiché quienes la inventaron o quizá nombraron a ese platillo de esa forma.

Referencias documentales

En 1570, el Franciscano FRAY BERNARDINO DE SAHAGUN  hace referencia de una comida de masa de maíz cocida que se mezcla con carne y frijoles, lo que se presume sería una pupusa y esta es la única referencia de los españoles al respecto.

Según Jorge Ávalos, escritor y antropólogo cultural salvadoreño graduado en la Universidad de Long Island, menciona que la palabra pupusa se utilizó comúnmente desde el siglo XIX en Honduras y Guatemala, mientras que en El Salvador solo se utilizó una tan sola vez, precisamente por el Dr. Santiago Barberena quien le atribuye a la pupusa un origen Maya-quiché, lo que lleva a deducir que geográficamente corresponderían a sus territorios localizados en lo que hoy es Guatemala y el sureste de Honduras, sin indicar que fuera de origen salvadoreño.

Continuando con la exposición del salvadoreño Ávalos, la palabra Popuza se volvió a mencionar en 1910 en el Vocabulario criollo español-sudamericano de Ciro Bayo, y es hasta 1914 que la palabra pupusa aparece por primera vez en un diccionario europeo, el Pequeño Larousse, que la define como una “tortilla de maíz con queso”. Sólo los guatemaltecos y hondureños utilizan la pronunciación “pupusa” en el siglo XIX. En 1892, Antonio Batres Jáuregui explica una conexión adicional, al definir dos términos de uso común en Guatemala al momento de publicar su libro Vicios del lenguaje y provincialismos de Guatemala en 1892:

PUPUSA. Cuando se empana dentro de una tortilla de maíz un poco de queso, frijoles, etc., se llama pupusa el bollo que resulta.
PUPUSO. Por analogía, dícenle pupuso al que está rechoncho y, metafóricamente, al acaudalado.

Y en el libro Hondureñismos: vocabulario de los provincialismos de Honduras de Alberto Membreño (Tegucigalpa, 1897), la pupusa es descrita de esta manera:

PUPUSA. Empanada: manjar compuesto de queso, frijoles, etc., encerrado en una tortilla y cocido en el comal.

En 1942, Lisandro Sandoval, en su Semántica guatemalense, describe a la pupusa como un platillo guatemalteco de origen maya, y es definida en dos variantes y ya con la suma de ingredientes que no se conocerían en El Salvador sino hasta después de 1970:

Tortilla gruesa y rellena con frijoles, con queso, con lorocos, con flores de ayote, etc. A veces la pupusa se hace de una tortilla corriente, pero doblada, y siempre rellena como queda dicho, en cuyo caso tiene la figura de un semicírculo.

El consumo de la Pupusa

La popularidad de la pupusa en El Salvador es descrita por primera vez hasta 1947 en la revista The Pan American donde indica que La Pupusa es la merienda popular de El Salvador” y la definen como tortillas o pastelillos de maíz, rellenos de queso, frijoles o chicharrón —o con una mezcla de los tres.

¿Qué hay de las pruebas químicas?

La pupusa es un alimento que se consumía en tiempos precolombinos y muy diferente a las pupusas modernas, y debido a sus componentes originales que son básicamente maíz combinando otros ingredientes como: flor de ayote,  hongos y otras plantas y quizá carne, composición que es prácticamente imposible de detectar mediante exámenes de laboratorio ya que otros alimentos pudieran coincidir con la supuesta pupusa, además que por ser compuestos orgánicos esto limita asegurar que al analizar una muestra, en el caso que sea posible, se tenga la seguridad que era precisamente una pupusa.

Conclusión 

Según la literatura existente, en el siglo XIX, la pupusa sólo es conocida en Guatemala y Honduras como un platillo a base de maíz, y que equivale a la empanada. Las descripciones de entonces la describen plana y circular, como las tortillas y cocidas en comal. La única referencia a las pupusas en El Salvador durante el siglo XIX la hace Barberena, que le atribuye un origen maya quiché y cuya palabra, nos informa, significa “bien unidas”. Esto indicaría un origen mesoamericano y no dentro de las fronteras de un país centroamericano determinado los que existen apenas desde el siglo XIX.

Sin duda alguna que en Centroamérica, El Salvador es el país donde más se consumen y existe la mayor variedad de pupusas, además que se ha convertido a partir de mediados del siglo XX en el platillo que identifica a los salvadoreños y que ha alcanzado la merecida categoría de platillo nacional desde el 2005, lo que indica nada más que eso.

Lea toda una discusión entre el antropólogo cultural salvadoreño Jorge Ávalos, el antropólogo social Carlos Bucio Borja,  antropólogos y un historiador salvadoreño Carlos Cañas-Dinarte sobre el tema Pupusas

 

2 Pensamientos

  1. Edmundo Castellanos F. 12 mayo, 2017
  2. Honduras Is Great 13 mayo, 2017