Pensamos que no le pararían bola… y los héroes Sí existen

Comenzamos esta nota con un rotundo ¡GRACIAS! a todas las personas que se unieron en la celebración del Día del Superhéroe la que ocurrió en horas de la mañana en el interior de todas las salas de pediatría del Hospital Escuela.

Llevamos casi un mes de estar haciendo llamados públicos para que las personas proveyeran de juguetes nuevos para que estos fueran regalados a niños enfermos del Hospital Escuela adicionalmente solicitamos que los que pudieran disfrazarse lo hicieran para que fueran ellos los que entregaran dichos regalos a los niños, un llamado que ayer con mucha tristeza pensé que sería como muchas iniciativas de redes sociales donde muchos ponen “likes”, escriben frases de solidaridad pero no hay actos concretos que acompañen esas manifestaciones, ayer al mediodía, apenas 100 juguetes de los 600 requeridos se habían recibido y pocos se manifestaban o consultaban sobre detalles alrededor de los disfraces.

pende

Pero esta mañana, la respuesta fue contundente, más de cien personas llegaron disfrazadas, otros llevaban regalos, bolsitas de confites y pintura para pintar las caritas de los niños y hasta pan para comer, pero lo más importante era que llevaban corazones abiertos llenos de amor por los niños, amor por pequeños que ni siquiera conocen o que quizá jamás volverán a ver.

p

Los pasillos y salas del hospital que por lo general permanecen solos y en silencio se llenaron del bullicio de los voluntarios, risas, lágrimas, abrazos entre desconocidos que tenían un factor en común, el deseo de amar al prójimo como a sí mismo.

va

Un evento organizado por el Grupo de Apoyo de El Angelito del Día/ CEPUDO y que fue respaldado por varias organizaciones y medios de comunicación como Radio House, Rock and Pop, Hoy Mismo y Honduras is Great entre otros, lograron llegar a esos ángeles que hoy se pusieron un disfraz, y es a ellos a quienes dedicamos este artículo, y es que en Honduras Sí existen los superhéroes y hoy se ha demostrado de forma contundente.

jug

La cosecha fue tan grande que hasta las aseadoras pudieron recibir regalos para sus hijos que están sanos y en casa, pero que quizá también son de esos miles de niños que tampoco han tenido un juguete nuevo en sus vidas.

pasSabemos que muchos no pudieron ir y otros al rato hasta hoy se dan cuenta de esto, pero les tenemos buenas noticias, a partir de este momento estamos planificando otro día de superhéroes y si podemos lo haremos con otros hospitales del país, de forma tal que este milagro de amor por el prójimo no se detenga, de forma que todos podamos ver el sufrimiento de seres inocentes y que valoremos la fortuna que tenemos en casa, una actividad donde los que dan reciben infinitas satisfacciones y bendiciones de las que salen del corazón de quien conoce el sufrimiento y es capaz de decir un gracias aunque sea en silencio.

¡Bravo Superhéroes de Tegucigalpa, merecen un reconocimiento público!

eva