La estafa de la República de Poyais, país inventado dentro de Honduras

El invento de un país imaginario llamado Poyais, localizado dentro de Honduras, se prestó para hacer una de las estafas más grandes de la historia donde el criminal quedó impune.

Poyais se ubicaba en lo que era Black River, hoy Palacios, Gracias a Dios

Poyais se ubicaba en lo que era Black River, hoy Palacios, Gracias a Dios

Si hoy en pleno siglo XXI millones desconocen sobre las propiedades británicas de Black River y la Nación Miskita, localizadas en Honduras, solo es de imaginar el desconocimiento a mediados del siglo XIX, el caldo perfecto para que alguien hiciera de las suyas e hiciera caer a cientos en una estafa perfecta.

Gregor MacGregor Príncipe de Poyais - Foto de Headstuff

Gregor MacGregor Príncipe de Poyais – Foto de Headstuff

 

El Honorable Gregor MacGregor

El escocés Gregor MacGregor quien fuera uno de los comandantes en la Guerra de Independencia de Venezuela, regresó a Inglaterra pretendiendo haber sido nombrado gobernante de una próspera nación llamada “POYAIS“, un sitio que el mismo MacGregor describió como el “lugar donde fluye la leche y miel”, descripciones de un sitio en el “nuevo mundo” donde migrantes europeos tendrían garantizado el progreso gracias a la abundancia de caoba, oro y otros tipos de bienes, descripción que no era propiamente un invento porque se estaba inspirando en los territorios británicos en Honduras.

Poyais, el país inventado dentro de Honduras

Gregor MacGregor conocedor de las tierras hondureñas bajo posesión inglesa hábilmente utilizó sus conocimientos de la Nación Miskita y de la Moskitia hondureña para recrear POYAIS, país que aunque imaginario era el resultado de lugares reales como Black River, sitio que hoy se conoce como Palacios en la Moskitia.

Dentro del arsenal de su plan se tomó la molestia de imprimir billetes, hizo grabados del sitio de forma que la gente pudiera convencerse, inventó la bandera y el escudo de POYAIS entre otras herramientas de convencimiento.

dolar

Al regresar a Londres, MacGregor logró introducirse al jet-set gracias a su personalidad carismática y en base a cuentos detallados de sus batallas en el extranjero logró convencer a muchos empresarios a invertir en la zona que era de su supuesta propiedad.

Así pues, MacGregor logró convencer a muchas familias a comprarle tierras en el país inexistente apoyado por un documento de 350 páginas que describía un verdadero paraíso, documento que el mismo MacGregor había escrito pero usando in seudónimo.

Gran Bretaña era un país lleno de pobreza y donde pocas personas podían hacer fortuna ya que “todo tenía dueño”, esto más la deliciosa oferta de Gregor hizo que la gente incauta comprara certificados de compra de tierras y su pasaje, fue así que un alegre contingente de 240 colones zarparon desde Inglaterra hacia la tierra de la prosperidad, todos  llenos de sueños de riqueza.

Certificado de compra de terrenos

Certificado de compra de terrenos

Una vez llegaron a su tierra prometida se dieron cuenta que todo había sido una vil estafa, nada de lo mencionado existía y solo encontraron agua salada, selva y enfermedad, esa aventura les salió cara ya que solo 60 colonos de los 240 que salieron de Inglaterra lograron sobrevivir a enfermedades como malaria y paludismo, al ataque de insectos, serpientes y animales propios de la selva, estos pobres infelices fueron recogidos por un buque perteneciente al Sr. Bennet, un comerciante de caoba respetable quien al ser testigo de la condición terrible de los colonos, envió un buque y se llevó la mayor parte de ellos a un hospital en Honduras. .

Mientras los colonos estaban en el mero infierno MacGregor ya tenía listo otro paquete de nuevos incautos no más que estos eran franceses pero ante el conocimiento de la estafa su nuevo negocio le fue frustrado y fue capturado para ser juzgado en Inglaterra donde a pesar de haberse probado su culpabilidad fue liberado gracias a sus influencias.

El célebre estafador pasó los últimos años de su vida en Caracas manteniéndose con el dinero de la pensión obtenida por haber luchado en las guerras de independencia de Venezuela

 

2 Pensamientos

  1. Tania 8 diciembre, 2015
  2. Hector 8 febrero, 2016