*PRIMICIA* – Fotos de las primeras alfombras de Comayagua

Hablar de alfombras de Semana Santa en Honduras es hablar de las Alfombras de Comayagua, y la razón es simple, porque fue en esa ciudad donde se inició esa hermosa tradición en Honduras, un gesto de una familia que hasta el día de hoy sigue en pie.

La historia de las alfombras de Comayagua se remonta a 1963 cuando la señora Miriam Mejía de Zapata elaboró una alfombra de aserrín cuya imagen central era un cordero, esta alfombra se hizo frente a la catedral como celebración del nombramiento del Monseñor Bernardino Masarella quien fuera el primer obispo de Comayagua después de un periodo de 100 años sin que la ciudad contara con un líder de esa naturaleza.

Posteriormente y todos los Viernes Santo, la Familia Zapata bajo el liderazgo de Doña Miriam, hacían su alfombra justo frente a su casa de habitación, actividad en la que involucraba a la familia completa, grandes y chicos empeñados en hacer cada año una alfombra mejor que la del año previo, mejorando la técnica y haciendo nuevas adaptaciones de materiales, fue así que esta actividad se fue popularizando entre las familias de Comayagua al punto que hoy es un símbolo de la ciudad, tarea que ha sido replicada en muchos pueblos y ciudades de Honduras, y se ha convertido en un enorme atractivo conocido en el mundo entero.

Los primeros dos años no se tomaron fotografías, o al menos por la familia Zapata, y el registro gráfico comienza en 1966 cuando la “Alfombra de Los Zapata” ya cobraba enormes dimensiones.

1966

 

Con los años los diseños fueron haciéndose más elaborados, un trabajo que no se hacía sobre calles pavimentadas como se hacen hoy en día, las alfombras se hacían sobre calles de tierra lo que significaba un doble trabajo ya que primero se debía nivelar el fondo de la alfombra.

A continuación les presentamos una galería de fotos desde 1966 hasta 1978, fotografías que nos han sido facilitadas por la Familia Zapata a través del Licenciado Tirso Zapata a quien agradecemos públicamente el deseo de compartir con Honduras y el mundo sobre la historia gráfica de esta hermosa tradición de Semana Santa.