140 centros preescolares, más de 100 mil niños beneficiados, son solo parte de lo logrado…

En Honduras existe una buena cantidad de organizaciones y empresas que destacan por la labor social que emprenden, todas ellas se enfocan en diferente tipo de necesidades de nuestra población, y la educación es una de las necesidades que merece atención especial porque ¿cómo puede salir adelante un pueblo sin educación?, ¿cómo puede recibirse educación de calidad en establecimientos en deplorable estado?, la respuestas son evidentes…

Es muy probable que muchos de los que leen este artículo hayan tenido la oportunidad de estudiar en escuelas públicas donde las necesidades de buenas instalaciones, tecnología computacional, material didáctico, baños, áreas de juego y otras, son cosa de todos los días, limitaciones que propician un enorme porcentaje de deserción escolar, que impidieron que muchos desarrollaran por completo sus habilidades, que hicieron que se frustraran “futuros” por falta de estímulos y que lograron que una enorme cantidad de talentos se perdieran, tengan desventajas ante la competencia o que simplemente fueran desaprovechados, una realidad que el Estado no es capaz de solventar y que la sociedad civil tiene la obligación de complementar.

Dotar de tecnología a nuestros niños, uno de los pilares del proyecto

Dotar de tecnología a nuestros niños, uno de los pilares del proyecto

140 establecimientos educativos preescolares, más de 100 mil niños y niñas beneficiados con educación prebásica de calidad, más de 42 millones de Lempiras invertidos en merienda escolar, más de 700 computadoras donadas en centros prebásicos para que los niños y niñas tengan acceso a la tecnología desde temprana edad, son solo parte de la labor que emprende la Fundación Ficohsa en Honduras que en este mes arriba a los 18 años de estar trabajando por los niños y el futuro de Honduras.

escuela

Esta enorme tarea es lograda gracias al apoyo de los clientes del banco y de diversas empresas que realizan aportaciones para invertir en los niños de Honduras, una siembra que estamos seguros será una enorme cosecha de talentos y personas de bien que nuestro país necesita.

Vea en este enlace el detalle de las inversiones realizadas en 1o departamentos de nuestro país y cuya meta es lograr dotar de este tipo de centros a todo el país.

Un esfuerzo que merece ser conocido por todos y que también merece ser emulado por todas las empresas de nuestro país.