La locura de construir 298 escuelas ya lleva la N°4, ¡y no pararemos!

Sueños, ¿quién no tiene sueños?, algunos parecen cercanos, otros inalcanzables y otros una locura, pero cuando esos sueños son acompañados con amor, trabajo, pasión y fe, se transforman en realidad y esa es la historia del sueño de construir 298 escuelas, una por cada municipio de Honduras, el sueño y meta de la Fundación para la Educación en Honduras, FEIH.

¿Cuántas escuelas de Honduras lucen así o peor?

¿Cuántas escuelas de Honduras lucen así o peor? – Así lucía la escuela Ramón Darío Chávez en el Carao, Choloma

No se requiere mucho estudio del caso para poder darse cuenta de la enorme deficiencia de escuelas que reúnan las mínimas condiciones para el aprendizaje, un escenario donde tenemos tres opciones, o nos dedicamos a exigir y reclamar, o ponemos manos en el asunto, o ambas opciones, aunque la única que prospera es cuando nos tiramos de lleno en la búsqueda de soluciones.

De un acto de heroísmo a una bendición para un país entero

Nadie es capaz de saber las repercusiones puntuales de un acto inesperado y una reacción determinante, esta historia de construcción de escuelas en Honduras tiene su origen en lo hecho por un hondureño, Ramiro Ocasio Moya, quien fuera protagonista de un acto de heroísmo, solidaridad y valentía al rescatar a un anciano que estaba a punto de ser arrollado por un tren de la ciudad de Nueva York mientras los otros presentes solo se lamentaban, esta acción fue conocida por todo Estados Unidos bajo el calificativo de “Ramiro Ocasio Moya, héroe del tren de Nueva York“.

Ese instante de despojo de su propia vida por salvar la de un desconocido, motivó a muchos a agradecer mediante donaciones al Héroe de NY, ocasión que Ramiro bien pudo aprovechar para darse gustos personales con el dinero recibido y libre de compromiso, pero algo en su interior le dijo que era el momento propicio para ayudar a los niños de Honduras a través de la construcción de escuelas, esta inspiración y un posterior proceso de organización llevó a la creación de The Foundation for the Education in Honduras, FEIH.

Parte del equipo de FEIH

Parte del equipo de FEIH

Construir 298 escuelas, toda una locura…

Fue así que comenzó una tarea con una verdadera locura de propósito, construir al menos una escuela en cada municipio de Honduras, 298 centros, con solo el dinero para medio remodelar un centro educativo, locura que ha sido vista con buenos ojos en el cielo porque poco a poco se han ido uniendo más personas e instituciones en carácter de inversionistas y colaboradores, al punto que hoy se ha logrado construir la cuarta escuela en el país.

Los cambios son radicales

Los cambios son radicales

Un cambio radical en la vida de los niños

En los 15 meses que lleva el proyecto se ha contado con el apoyo solidario de decenas de hondureños y extranjeros, más el apoyo de fundaciones y empresas reconocidas tales como la Fundación Clinton y en esta última escuela el Banco Atlántida, organización que ayudó a que la Escuela Ramón Darío Chávez de El Carao, Choloma, se convirtiera en realidad gracias al aporte de 25,000 $.

feih

Uno de los detalles particulares del proyecto es generar beneficios en todo sentido, es así que las comunidades beneficiadas apoyan con mano de obra local, las mochilas, zapatos, pupitres, muebles e implementos que se le entregan a las escuelas son 100% elaborados en el país, es decir que por cada escuela no solo se crean espacios de educación, se crean nuevas oportunidades de trabajo para cientos de familias, todo un abanico de bendiciones para un pueblo que necesita oportunidades.

6

Cada escuela cuenta con las aulas completas que cubren los 6 grados de primaria, una batería de baños, patio de juegos interactivos, rehabilitación de los planteles y límites, mobiliario, más el equipamiento personal de cada niño, desde zapatos hasta sus mochilitas, tarea que es reconocida como ejemplar en todo el mundo gracias a la cobertura internacional como la realizada por The Guardian y otros medios de trascendencia mundial.

3

Esta locura de construir 298 escuelas, cada día deja de serlo, porque los hondureños le estamos demostrando al mundo que cuando el trabajo, la fe, el amor por el prójimo y el país se juntan, no hay barreras infranqueables, una tarea a la cual invitamos a que usted y sus empresas se unan para que pronto logremos ese añorado propósito.

Honduras is Great agradece el poder ser parte de este proyecto que deseamos se convierta en la locura de todos los hondureños, una bendición para los que aportan y los que reciben, el camino de cambio en la vida de miles de hondureños que merecen un mañana mejor y que solo se puede alcanzar mediante el sacrificio personal y colectivo.

placa