¡Hasta pronto Alberto! – se fue un Grande de la música de Honduras

A través de los años surgen verdaderas joyas de la música en Honduras, muchos de ellos que las actuales generaciones desconocen fueron los precursores de cambios que dieron pie a la revolución musical de nuestro país, una de esas joyas se llama Alberto Valladares, conocido como “Pusunga” quien fuera uno de los que revolucionó el Rock en Honduras en la década de los 60, dándole el toque que logró identificar a toda una generación que hoy llora su partida.

De izquierda a derecha, Los Speed, Victor, Ramón Arturo, Alberto, Kiko y Tony

De izquierda a derecha, Los Speed, Victor, Ramón Arturo, Alberto, Kiko y Tony

Alberto Valladares, El Pusunga

Tremendo en la batería era Alberto Valladares, y mucho más, fue autor, cantante, productor y se identificó con las nuevas generaciones de artistas hondureños, también representó a Honduras en el OTI 1985 realizado en Sevilla, España.

Sus logros fueron muchos y así el cariño de quienes le conocieron los que hoy en enormes manifestaciones expresan su dolor por la partida de un hombre que dejó huella en miles de su país.

Alberto Valladares, Pusunga, al centro con el tambor - Foto de Myrna María Barahona

Alberto Valladares, Pusunga, al centro con el tambor – Foto de Myrna María Barahona

Son muchos los que le escriben y recuerdan, hoy compartimos lo que expresa otro grande de Honduras, Emilio Fonseca:

!Hasta pronto Alberto!

Las personas se pasan la vida esperando que sus logros materiales los hagan importantes. Se olvidan de hacer primero algo por su interior, lo que haría innecesario cualquier bien material.

Hoy ha partido a lo ignoto Alberto Valladares, “Pusunga”.

Su trayectoria musical le asegura ese sueño que muchos persiguen con lo material: un sitio de honor en la historia de Honduras.

Su talento lo hizo sobresalir desde muy joven. Grupos musicales, bandas, producción artística, canto…esas “Bellas Artes” que muchos confunden ahora con ruidos. Aunque a muchos les resulten desconocidos ahora, formó parte de grandes agrupaciones musicales, como los “Speed”, los “Jets”. Si, fue un pionero en nuestra música.

Alberto deja un camino de éxitos, de poner en alto el nombre de Honduras en festivales internacionales como el de la OTI, de hacer canciones espectaculares y de trato humano.

Y dejó amistades. Gente que lo va a llevar por siempre en su corazón y a quienes supo devolver el amor que recibía. Sus canciones fueron entonadas por las mejores voces de Honduras.

La vida sigue. Pero podemos decir que es mejor gracias a su música, a su paso por esta tierra que lo despide con cariño.

Hoy está de nuevo con su madre. Su ángel y guía.
Feliz viaje, Alberto. ¡Muchas gracias!

Agregar Pensamiento