Mi bandera y amor por Honduras en los extremos de América

En definitiva los hondureños andan por todo el mundo y evidencia de ello son las innumerables fotos que nos envían, de todas ellas hay algunas que se salen de lo común, así como estas que nos envía una sampedrana que llegó al extremo Sur de nuestro continente.

Nuestra bandera contrastando con los glaciares chilenos

Nuestra bandera contrastando con los glaciares chilenos

Hablamos de nuestra compatriota Osiris Zambrano Moreno, quien radica en Chile hace 9 años junto a Juan, su esposo chileno, ella reside en la ciudad de Copiapo, la misma donde estuvieron los 33 mineros atrapados y a pesar que piensa que Chile es un hermoso país, no deja al lado su amor por Honduras.

1Y es que es muy difícil para nuestros hermanos deshacerse de ese cordón umbilical que los une a su tierra, esa extrañez de lo suyo, sus comidas y hasta del acento del vecino, una lejanía que se acorta cada vez que se piensa en Honduras, en lo que se lleva muy dentro del corazón.

4

Y al otro extremo del continente…

y es que el frío no importa para servir de excusa para dejar la bandera, porque del extremo sur pasamos al extremo norte de nuestro continente donde Marta Campos Mace cuelga su bandera en el cuello mientras se da un paseo con un trineo jalado por perros.

Hn sobre glaciar Norris, Alaska 2012

Quien diría que de Valle de Ángeles tomando café ante un clima templado pasaría a entumecer sus huesos con el frío del Ártico, pero ni siquiera eso le hizo olvidar su tierra, su bandera, su amor.

Marta Campos. Glaciar Norris, Alaska 2012Son miles o millones los nuestros que andan por el mundo, unos pocos cambian sus acentos y costumbres dejando en segundo plano lo que es suyo, muchos más mantienen ese lazo inquebrantable con esa tierra que aman y exponen ante cualquiera el orgullo de ser hondureños, tal como su bandera de las 5 estrellas.

Todos ustedes paisanos en el mundo entero son un orgullo de Honduras