El barco hondureño que cambió el rumbo de la Segunda Guerra Mundial

La historia de la Segunda Guerra Mundial cambió gracias a la intervención de un barco hondureño con tripulantes de Honduras y 25 otros países, historias desconocidas por la mayoría y que merecen ser contadas y que el libro “Twelve desperate miles” le cuenta al mundo la hazaña del Contessa.

contessa

Cuando Europa y África estaban bajo control de los alemanes en 1942, Churchill decidió atacar el norte de África como punta de lanza de lo que sería en un futuro puerta de entrada para la invasión de Europa, para lograr este objetivo se designó al General George Patton como responsable de las primeras acciones aliadas en el continente africano con el objeto de combatir contra los ejércitos del Mariscal Rommel que junto a los ejércitos italianos y franceses dominaban la parte norte de ese continente.

La idea de Patton era entrar con un ejército de 34,000 hombres por Marruecos en una misión secreta llamada “Operación Antorcha” la cual estaría orientada en tres puntos específicos, uno en  Fedala la que el mismo Patton dirigiría, otro en Safi donde desembarcarían los tanques de Patton y otro en Port Lyautey donde se encontraba un aeropuerto vital para las operaciones de invasión y que se consideraba el objetivo más prioritario, un conjunto de operaciones en completa desventaja numérica porque los ejércitos del eje les superaban en más de 50,000 efectivos.

De los tres frentes, Port Lyautey fue el único que no recibió bombardeos desde los acorazados aliados porque Patton pensó que los ejércitos franceses que protegían esa zona se rendirían fácilmente por la relación que tuvieron con Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial, pensamiento que fue un enorme error estratégico porque los franceses se resistieron fuertemente; este error hacía que el reto fuera más difícil porque el aeropuerto se encontraba tierra adentro y la única vía de acceso era por el río Sebou que además de ser de muy poca profundidad tenía como flancos al fuerte de Kasbah y el cauce del río estaba obstaculizado por cables y boyas de acero.

Fedala y Safi cayeron el día de la invasión en dura lucha pero en Port Lyautey todo estaba saliendo mal hasta que la locura y valentía de marinos aliados marcaron la diferencia al introducirse en una misión suicida por el río Sebou en medio de ataque directo de cañones y ametralladoras que los aliados por error no bombardearon.

EL VIAJE ÉPICO DEL BARCO HONDUREÑO

El barco Contessa era un carguero de bandera hondureña que se dedicaba al transporte de bananos entre Honduras y Estados Unidos y que se unió a la flota de aliados en mayo de 1942 y que para octubre fue escogido a última hora como parte de la “Operación Antorcha”, teniendo como misión navegar y llevar pertrechos al aeródromo de Lyautey a través del río Sebou, esta escogencia se debió a que era uno de los pocos cargueros con bajo calado que se suponía podría navegar por ese río de escasa profundidad especialmente en noviembre cuando el nivel del río era más bajo, al momento del llamado, el Contessa estaba en muy mal estado y merecía reparaciones mayores pero dada la urgencia recibió reparaciones menores que le permitieron unirse a la flota aliada transportando 900 toneladas de gasolina de avión y bombas, pero como fue reparado a última hora no pudo unirse al convoy de barcos aliados y tuvo que navegar sin escolta a través del océano Atlántico que estaba infestado de submarinos alemanes, meta que logró sin incidentes sin tener idea alguna que las 12 millas que tendría que navegar por el río Sebou se convertirían en las 12 millas más largas de su vida y le transformarían en protagonista de una de las historias más épicas de la Segunda Guerra Mundial la que ha sido inmortalizada en libros como “Twelve Desperate Miles” considerado por el Wall Street Journal como “Una narrativa que mantendrá a los lectores en sus asientos”.

La tripulación del Contessa era en su mayoría de marinos mercantes voluntarios especialmente hondureños cuyo capitán era inglés y sus ingenieros hondureños más personas de 26 nacionalidades diferentes, es curioso mencionar que era tanto el riesgo de la misión que se le permitió a marinos encarcelados en Estados Unidos tomar este viaje como “carta de libertad”.

En este enlace podrá encontrar los nombres de la heroica tripulación del Contessa.

El Contessa cuando era parte de la Gran Flota Blanca

El Contessa cuando era parte de la Gran Flota Blanca

 LA ODISEA

El USS Dallas fue el primero en entrar en el río Sebou, un destructor al que se le había retirado la mayor parte de la estructura para hacerlo más liviano y cuya misión era atravesar y destruir los cables y boyas que obstaculizaban el río, pese a los ataques recibidos a las 7:40 de la mañana ya había logrado llegar al aeropuerto y este fue capturado, mientras tanto y detrás del USS Dallas, el Contessa hacía lo suyo con la enorme desventaja de ser un barco desarmado y de ser una auténtica bomba andante ya que transportaba 900 toneladas de gasolina y bombas; todo parecía que el camino estaba libre pero nadie contó que el Contessa encallaría en los bancos de arena justo al alcance de los soldados franceses que estaban en el fuerte de Kasbah el cual se encontraba intacto.

El Contessa permaneció encallado por dos días y su tripulación en vez de huir de la potencial tragedia lo defendió con mucha fuerza, hasta que finalmente logró salir de su trampa y llevó su carga vital para que el batallón 77 de aviones P-40 pudiera ser abastecido y volar como arma letal contra las fuerzas del eje, el simple hecho de habilitar con combustible y bombas a la fuerza aérea es considerado como la clave para que el avance aliado en el norte de África tuviera éxito ya que a nivel de tierra la lucha blindada era relativamente pareja y solo el poder aéreo marcó la diferencia .

Una vez la misión fue cumplida el comandante de los aliados que habían logrado tomar el Fuerte Kasbah  pidió la bandera del Contessa para izarla en señal de victoria, la bandera de Honduras flameó como muestra de agradecimiento a la extraordinaria hazaña que los tripulantes lograron y que marcó la diferencia a favor de los aliados al inicio de la Segunda Guerra Mundial.

El Contessa cuando estaba en los mares de Australia

El Contessa cuando estaba en los mares de Australia

El Contessa continúo en servicio junto a su barco gemelo de bandera hondureña “El Cefalu”, teniendo ahora enormes mejorías en su estructura y armado con ametralladoras y cañones, su nombre finalmente fue cambiado por USS SWPA X-96 y fue trasladado al frente australiano, una vez terminada la guerra retornó a sus labores de transporte de plátanos desde Honduras.

One Response

  1. Luis Ferrera 8 mayo, 2016