Desde el cielo hasta La Campa… literalmente hablando…

La Campa en el departamento de Lempira es conocida por ser poseedora del canopy más extremo de toda Centroamérica, una estructura de cables que se pierden en horizonte y que sirven de autopista para que “almas en pena” crucen acantilados con una altura equivalente a un edificio de 100 pisos,

Canopy La Campa

Canopy La Campa

La Campa, el pueblo

En el área rural, a lo largo y ancho del país se encuentran cientos de pueblos y comunidades, cada uno con su propio atractivo y quizá muchos de ellos podrían enmarcarse dentro de un mismo género, el criterio de muchos es que tal sitio se parece a otro pero siempre hay algo que destaca, pero en el caso del pueblo Lenca de La Campa el diferencial es extraordinario.

Iglesia de La Campa - Foto de Shawn Jackson

Iglesia de La Campa – Foto de Shawn Jackson

Para los que no conocen los pueblos de occidente déjenme contarles que tienen un encanto muy peculiar y distinto a los del resto del país, enmarcados por lo general en zonas agrestes y montañosas tienden a ser pequeños “nacimientos de navidad”, sus calles sinuosas y de pendientes irregulares tienden a crear un ambiente que además de agradable hacen que cada esquina sea un punto único y especial.

Para llegar a La Campa lo primero que tiene que hacer es llegar a Gracias en el corazón del departamento de Lempira, una vez ahí toma el bulevar que rodea a esa ciudad y pronto encontrará la ruta señalizada que le llevará por una carretera de tierra hasta nuestro destino, cerca de 25 minutos de camino y después de pasar salpicando un par de quebradas usted se encontrará con el desvío a La Campa y el desvío a el Canopy, pero le sugerimos que vaya directo al pueblo para que ahí se ponga en contacto con los operadores del Canopy que están localizados en uno de los costados de la iglesia.

Tierra Lenca 

Lo Lenca se percibe por todos lados, la fisonomía de la gente, la gastronomía, las actividades que se realizan, un pasaporte a un sitio que aun no logro identificar, si es en tiempos cuando nuestros indígenas estaban solos o cuando la cruz dominaba algo más que la loma del pueblo.

Artesanía Lenca -  Foto de Shawn Jackson

Artesanía Lenca – Foto de Shawn Jackson

Sea como sea dese el gusto de comprar el pan de casa  que los pobladores le venden en las calles del pueblo, pan cubierto en una manta que al dejar de envolver el pan, inunda la zona de un olor exquisito, camine por sus calles y pregunte por la casa de los artesanos, camine un poco más y visite otros pueblos, su experiencia definitivamente será única e inolvidable.