La destrucción de nuestros mares está a la vista, hay que hacer algo, ¡YA!

Como una verdad científicamente comprobada, Honduras es el todo el Mar Caribe el único sitio donde existen arrecifes vírgenes, es el país que por años consecutivos ha tenido en mejores condiciones de salud la parte que le corresponde del arrecife más grande de América y segundo en el mundo, un tesoro de la humanidad que a pesar de las luchas que se hacen para preservarlo está a las puertas de su destrucción, tragedia que lleva años y donde todos los hondureños y ciudadanos del mundo debemos hacer algo ¡Ya!.

Lugares ubicados a 200 kilómetros están siendo plagados de basura

Lugares ubicados a 200 kilómetros están siendo plagados de basura

Origen del Problema

Desde hace algunos años las comunidades costeras cercanas a Omoa han venido denunciando que sus playas se han convertido en el basureros donde se depositan toneladas de plástico y objetos clínicos desechables como jeringas y frascos; basura que se origina en Guatemala y que a través del Río Motagua conduce enormes cantidades de desperdicios al mar, hechos que se han convertido en un crimen ecológico que contamina el mar, ocasiona merma en la pesca, atenta contra la salud y el turismo de la zona.

Ante la denuncia de Honduras autoridades de Guatemala vinieron a Honduras - Foto de Melvin Cubas - La Prensa

Ante la denuncia de Honduras autoridades de Guatemala vinieron a Honduras – Foto de Melvin Cubas – La Prensa

Ante los hechos, el Gobierno de Honduras formuló formal protesta ante el Gobierno de Guatemala, y como respuesta funcionarios de ese país se hicieron presentes en Honduras en septiembre del 2016.

En esa ocasión las autoridades guatemaltecas aceptaron que la basura que contamina los mares hondureños se origina en 19 municipios de esa nación y anunciaron que se iniciaría la construcción de rellenos sanitarios y plantas de tratamientos de aguas residuales, además de crear una ley que obliga a las municipalidades de ese país a construir ese tipo de obras teniendo el 2019 como un plazo máximo.

La basura ya inunda Cayos Zapotillos, parte del Sistema Arrecifal Mesoamericano - Foto de Ángel Sabillón

La basura ya inunda Cayos Zapotillos, parte del Sistema Arrecifal Mesoamericano – Foto de Ángel Sabillón

La destrucción es regional

Inicialmente se habló de los efectos negativos en la zona de Omoa que es aledaña a la desembocadura del Río Motagua, sin embargo el crimen ambiental avanza a mayor velocidad que el cumplimiento de las promesas guatemaltecas ya que los desperdicios ya están a 200 kilómetros de la salida del río, en Roatán y Utila se reportan toneladas de desperdicios y si la cosa sigue así próximamente todo nuestro litoral será víctima de tal desastre.

La destrucción de los ecosistemas de Roatán son evidentes - Foto de DialyMail

La destrucción de los ecosistemas de Roatán son evidentes – Foto de DailyMail

Recientemente el periódico Británico Daily Mail hizo un reportaje de lo que está ocurriendo en Roatán, principal atractivo turístico de Honduras y donde se encuentra el Arrecife Cordelia uno de los dos únicos arrecifes de todo el Caribe, SÍ de TODO EL CARIBE.

NO podemos esperar a sus construcciones

Entendemos y valoramos las propuestas guatemaltecas en relación a la construcción de sistemas que eviten que el Río Motagua se siga contaminando, sin embargo, el flujo de basura es diario por lo que es necesario que se tomen medidas inmediatas al costo que sea porque si seguimos esperando los trámites y los periodos de construcción de las instalaciones, la riqueza que la humanidad posee quizá ya se haya perdido.

barrera

No podemos seguir esperando y exigimos que sean adoptadas medidas tales como barreras para atrapar plásticos y sistemas de aspirado de desperdicios marinos, sistemas que ya han sido utilizados en otros sitios del mundo y ante la tragedia que Honduras y el mundo entero sufre vale la pena adoptar de inmediato.

En nombre de la humanidad exigimos una inmediata solución a esta tragedia ambiental.

Vea como la basura inunda el Río Motagua, son solo minutos de vídeo, ahora imagine lo que se deposita en un día, en un mes y en un año.