El raro bautismo de Honduras, la verdad al respecto…

Colón NUNCA dijo “Gracias a Dios que salimos de Honduras” ni nada parecido…

Compartimos este excelente articulo de LA OTRA HONDURAS, a cargo del escritor e historiador nacional Emilio Fonseca, quien nos cuenta sobre el origen del nombre de nuestro país,…

….Como les anunciaba ayer, he empezado a “entrarle” a la colección de libros llamada Documentos para la Historia de Honduras, gentilmente obsequiados por el amigo Héctor Espinal de UNICEF y que contienen una amplísima recopilación de nuestra historia, hecha por el Poeta Roberto Sosa con la colaboración de autores tan brillantes como el finado don Ramón Oquelí, y que incluye diferentes versiones de nuestro pasado, tomado de las plumas de diferentes autores, a cual mejor. Con el permiso de ustedes empezamos una nueva serie, escrita en este primer momento por don Óscar Castañeda Batres y que dice:

Don Antonio R. Vallejo, por tantos títulos merecedor de la gratitud hondureña, y no obstante mantenido en perpetuo olvido, señalaba así el origen de la denominación Honduras que hoy lleva el país: “del río de la Posesión, que tal fue el nombre que se le dio al Tinto, el Almirante continuó su viaje por la costa llamada de Guaimura, por ser este el nombre de un pueblo de la costa; Hibueras o Ybueras, por haber encontrado en el mar gran número de calabazas que llamaban hibueras en Santo Domingo, y de Honduras, porque después de haber navegado Colón un gran trecho sin hallar fondeadero, cuando lo encontraron exclamó: “Bendito sea Dios que hemos salido de estas honduras”. (Más adelante dice)… El Doctor Rómulo E. Durón repite casi textualmente la tesis de Vallejo, en su Bosquejo. Dice el citado autor: “continuando la navegación hacia el oriente se encontró un pueblo llamado Guaimura, y poco después se vieron flotando en el mar, traídas por las corrientes de un río, gran cantidad de calabazas, denominadas hibueras en Santo Domingo. De aquí que los navegantes le aplicaran al país los nombres de Guaymura o Hibueras (que más tarde se tornó en Higueras). Luego lo llamaron Honduras porque habiendo navegado gran trecho sin hallar fondeadero, cuando lo encontraron al fin exclamaron: “¡Bendito sea Dios que hemos salido de estas Honduras!”. (Más adelante dice…) El historiador guatemalteco Milla, se pronuncia en los siguientes términos: por muchos días anduvieron todavía Colón y sus compañeros costeando aquella tierra, a la que dieron los nombres de Guaymura, Hibueras y el de Honduras que conserva hasta hoy. Una terrible tempestad puso en inminente riesgo las débiles embarcaciones y las vidas de los que iban en ellas. Al fin, después de aquella larga y azarosa lucha con los elementos, el 12 de septiembre, lograron doblar un cabo; comenzó a soplar un viento bonancible; calmó la tempestad; las naves siguieron hacia el sur, y Colón, penetrado de gratitud y de religioso respeto al Ser Supremo dio a la punta de la costa en que había tenido aquel cambio favorable el nombre Gracias a Dios.

Copiaron mal a Herrera, pues este no escribió que los bautismos fueran obra de Colón sino de los primeros castellanos que costearon la tierra; ni que se hubiese llamado Hibueras a la costa oriental recorrida por Colón; ni que se hubiese dado nombre de Honduras a otra cosa que la bahía situada en el Cabo de Honduras.

Volviendo a la tesis de nuestros historiadores, no es explicable cómo siendo tan absurda y carente de base haya perdurado por más de cien años de querer hacer historia hondureña. Sólo la incuria, el poco deseo de investigar, la improvisación, el raro método de hacer historia copiando sucesivamente a quienes antes la hicieron mal, explica que subsista esta versión, con la cual se miente a los niños de las escuelas.

Pasaré a demostrar lo falso e ilógico de atribuir el nombre Honduras a una frase colombina; la falsedad geográfica que entraña el atribuir a Colón el bautismo de Hibueras y la imposibilidad de que Colón hubiese conocido Guaimura.
españolRespecto del viaje de Colón juzgo necesario transcribir aquí un testimonio directo, que jamás sea tomado en cuenta por los llamados historiadores hondureños: me refiero al de Pedro Mártir de Anglería, amigo de Colón y persona que manejó todo documento proveniente de Indias, desde los primeros días del Descubrimiento.

En sus “Décadas” dice: “a poco más de diez millas, encontró un territorio dilatado que en lengua de los indígenas se llamaba “Quiriquetana”, pero el le pusó “Ciamba”. Hizo celebrar misa en la playa y encontró el país lleno de habitantes desnudos… en aquel gran trayecto (el de la costa oriental hondureña) hay dos regiones: una “Taia” y otra “Maia”.

Ninguno de los otros cronistas de Indias consigna estos interesantísimos datos porque no tuvieron acceso a las cartas de Colón. Evidentemente son ciertos y obtenidos de la correspondencia del Almirante, pues, al iniciar el capítulo, Mártir asienta que aquel “escribe que fue a parar en una isla más al medio día que Jamaica, llamada por los indígenas “Guanasa”, toda increíblemente verde y fértil”. En las comunicaciones conocidas de Colón a los Reyes dando cuenta de su cuarto viaje no aparecen estos informes. Ni Guaimura, ni Hibueras, ni Honduras fueron nombres puestos por Colón.

Hasta ahí por hoy. Por lo pronto, ya don Cristóbal no nos bautizó (según las fuentes consultadas), pero faltan muchos más datos y sorpresas. Créanme que el material es muy amplio y por eso mismo procuraré resumirlo y hacerlo tan claro como me resulte posible. Les ruego tenerme paciencia.

Por lo pronto, ahora Usted también lo sabe

5 Pensamientos

  1. Joan 15 febrero, 2016
  2. Jairo Rodríguez 15 febrero, 2016
  3. keisy weddle 15 febrero, 2016
  4. sergio fortin 16 febrero, 2016
  5. David Castellanos 16 febrero, 2016