La gente me decía que Honduras es súper peligroso

Esa es quizá la frase que más se escucha de Honduras en el exterior, “es un país súper peligroso”, la cosecha de una enorme cantidad de información que sale de Honduras donde únicamente se presenta una parte de la realidad, porque también es una realidad que la mayoría de la población no se dedica a actividades delincuenciales y por ende el estar con los hondureños es en casi un 100% una experiencia pacífica y agradable, esa expresión fue exactamente la que Sarah Dodd escuchó antes de venir a Honduras “es súper peligroso”.

Sara ha viajado por más de 60 países en el mundo

Sara ha viajado por más de 60 países en el mundo

Una viajera empedernida

Sara Dodd es una viajera empedernida quien ha visitado más de 60 países alrededor del mundo y es conocida como Nomadic Dreamer, personalidad mundial que también es expositora de alto nivel y escritora de perfil positivo, solo es de ver su página de facebook para darse cuenta de quien es ella, alguien que en definitiva no tiene por qué decir cosas que no ha vivido.

Honduras es súper peligroso

Honduras es súper peligroso

Honduras es súper peligroso

Pese a las sanas advertencias de que Honduras es súper peligroso, Sara se dejó venir desde Belice y visitó Tegucigalpa, Roatán, Valle de Ángeles, Santa Lucía y otras comunidades y ciudades del país sin esperar que en una de sus salidas sus pertenencias desperecerían.

Desaparece la cartera con su dinero y objetos de valor

Quizá por un momento pensó, ¿por qué no hice caso y evité venir a Honduras?, probablemente en algún momento la advertencia previa retumbó en la cabeza de Sara “Honduras es súper peligroso”…

Nomadic Dreamer publicó:

¿Crees en ángeles que te protegen y te cuidan?

Anoche fui por la tarde a la Valle de Ángeles fuera de la capital de Honduras, Tegucigalpa. Dejé mi cartera un momento para tomar esta foto y fui directamente a un restaurante a cenar.

Después de unos 45 minutos, un hombre hondureño muy preocupado entró por la puerta en busca del dueño de la cartera que encontró en la calle, que llevaba tarjetas, dinero en efectivo y un móvil. Miré hacia abajo y me di cuenta de que no tenia mi cartera y que era la mía. 

La gente me decía, antes de viajar aquí, que Honduras es SÚPER peligroso por TODAS partes y que nunca debería viajar sola. Ya llevo 2 semanas aquí y durante TODO el tiempo que he pasado en este país solo he tenido muy buenas experiencias y he conocido gente muy buena como en este caso. 

El hombre me devolvió la cartera y el teléfono, con todo el dinero y las tarjetas. Antes de encontrarme había enviado mensajes a las personas más recientes en mi teléfono para decirles que había encontrado mis cosas y que quería devolverlas.

Estoy muy agradecida por encontrarme con gente tan amable y buena como él en mi camino por el mundo…

 

Gracias Sara por contarle al mundo la experiencia del verdadero peligro de Honduras, encontrarse con millones de personas buenas en un país que el mundo conoce como peligroso, peligroso que te enamores de su gente y al rato quieras quedarte.