Honduras en los tiempos de la llegada de los españoles – parte 1

Hay muchos escritos que registran los eventos alrededor de los españoles y su andar por nuestras tierras, entre ellos se encuentra el relato del Obispo Cristobal de Pedraza, quien en 1544 describe al detalle como eran los territorios de Onduras e Igueras, un relato fascinante del cual les compartimos el siguiente resumen.

Los españoles encontraron un continente con diferentes avances

Los españoles encontraron un continente virgen

Cristobal de Pedraza fue el primer Obispo de Honduras y fijó su sede en Trujillo. Conozca el resumen en primera persona de las primeras 15 paginas de su carta escrita en 1544 a solo 42 años de la llegada de los españoles a territorio continental americano.

La descripción de la zona de Trujillo

Un lugar rodeado por sierras que parecen dos tetas de mujer, cuya iglesia de tres naves está ubicada en lo más alto de una loma desde donde se divisa hasta la más pequeña canoa que se acerca por la bahía.

Una ciudad con 50 vecinos españoles en 1544 y rodeada de muchos pueblos de indios, con clima variable y donde en invierno llueve desde las ocho de la noche hasta las diez de la mañana de día siguiente, hay dos ríos que bajan de la sierra y tienen abundancia de pescado, prosperan los cultivos como el trigo y las uvas, el crecimiento del ganado es excepcional y algunos vecinos tienen crías mejores que allá, aunque las ovejas no se adaptan por el tipo de vegetación en cambio los cerdos se ponen más gordos que en España y su carne es mejor y más sabrosa.

truxillo

La fauna y flora local

Hay muchos ciervos con enormes aspas, mucho más grandes que los de allá, también hay otras especies de ciervos los que se encuentran en abundancia al igual que corzos y conejos que son del tamaño de las liebres de allá, los indios que no conocían el ganado comen tapires, y hay leones pardos y tigres nocivos que se comen el ganado de forma que los hombres nunca habían visto.

Hay lobos que bajan de las montañas a comerse las gallinas y muchos animales nunca antes vistos como unas enormes gallinas que acá les llaman pavos.

La descripción es de un paraíso en la tierra

La descripción es de un paraíso en la tierra

Azores, halcones, codornices, palomas, y aves de todos los colores, hermosos papagayos verdes con una mancha amarilla en la cabeza, animales que hablan sin que nadie les enseñe, pero los mejores papagayos son los de Guanaja, una isla a dos leguas de Trujillo, además muchos otros loros que se comen el trigo y el maíz.

Naranjas dulces y agrias que nunca he visto desde Sevilla hasta Roma, limas y limones, mejores que las que he conocido y más grandes que los melones de Andalucía, también hay higos y plátanos que parecen cornetas y se ponen negros al madurarse, otros árboles que los indios les dicen mamey, otros que les dicen aguacates, los que son como naranjos pero la fruta es como aceituna, y muchas otras frutas como ciruelas, piñas y muchas más que los indios se las comen como ciruelas blancas y moradas.

Los sembradíos de caña y cañafístula son mejores que los de Castilla y Andalucía, plantas como repollos, calabazas, berenjenas, acelgas, pepinos, ajos, yerba buena, culantro, cebollas, y muchos más que hay en todo tiempo del año.

La riqueza mineral

A pocas leguas de Trujillo se encuentran hermosas minas de oro y plata, oro tan fino que no baja de los 16 quilates, también en Guanaja existe el cristal más hermoso que he visto en mi vida del mismo que le mostré al Cardenal de Sevilla, hay hermosas canteras de barro para hacer buenos ladrillos y mucha madera de pino, cedro y robles.

La Bahía de Trujillo

La bahía es tal que he visto once navíos atracando al mismo tiempo aunque existe a tres leguas el Puerto de la Guayana que también es usado cuando hay mal tiempo.

Hay muchos géneros de pescado, meros, peces aguja, pargos y rayas, junto a manatíes dorados y lobos marinos que se salen del mar por ratos, y muchos otros, tanto pescado que de una canoa de dos indios bien pueden comer una familia completa y darle a los vecinos.

One Response

  1. René Alvarado Espinal 19 septiembre, 2017