Hondureños en la NASA, puro talento

Una de las organizaciones tecnológicas más importantes del mundo es la NASA, cuyas siglas en español significan  Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, dicha organización estadounidense que de inicio se dedica al tema de la exploración espacial también se orienta a estudiar e investigar sobre eventos relacionados con nuestro planeta requiriendo para ello de lo mejor del recurso humano de todo el mundo, es así que en la NASA se pueden encontrar desde astrofísicos, ingenieros espaciales, biólogos,  matemáticos, programadores, consultores, inventores, pilotos y un sinnúmero de especialistas que en conjunto procuran del éxito de sus misiones y proyectos, proyectos élite y de mucha importancia para la humanidad.

Dentro del personal de la NASA se pueden encontrar personas altamente calificadas de muchas nacionalidades y Honduras no podía ser la excepción, en este artículo les contaremos de algunos, que no son todos, de esos hondureños que han puesto y siguen poniendo en alto el nombre de nuestro país dentro de una de las organizaciones científicas más selectas del mundo entero.

CAROL PORTADA

En junio del 2016 logramos entrevistar de forma exclusiva la Ingeniero Aeroespacial Carol Miselem, joven sampedrana que tendrá nada más y nada menos la responsabilidad del manejo de las condiciones de vida de los ocupantes de la Estación Espacial Internacional  a través del manejo del Flight controller for ETHOS–Environmental and THermal Operating Systems, (controlador de vuelo para sistemas térmicos y ambientales de la estación espacial internacional) , su labor será monitorear los sistemas internos de la estación, el ambiente, la presión de aire y todos los sistemas que mantienen vivos a los astronautas y en unos años podrá convertirse en entrenadora de astronautas.

La historia de Carol Miselem dejó un muy buen sabor de boca y fue difundida a nivel nacional e internacional, un mes más  tarde la comunidad hondureña fue conocedora de la historia de Luis Francisco Bográn.

tito portada

 Luis Francisco Bográn quien es conocido por sus amigos como “Tito” es egresado de la Escuela Internacional Sampedrana y desde temprana edad demostró su enorme capacidad de aprendizaje y comprensión de las matemáticas al punto que aun estando en secundaria se convirtió en instructor de matemáticas avanzadas; luego se desplazó a Daytona a estudiar en Embry Enigma Aeronautical University donde se graduó en Ingeniería de Software y gracias a su desempeño fue contratado por la NASA y labora en el Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral en la Florida, desempeñándose como desarrollador de software formando parte del equipo encargado de desarrollo y operaciones de sistemas en tierra, sitio donde su talento tendrá gran impacto sobre los próximos lanzamientos que la NASA realice.

Estas historias despertaron la curiosidad popular de saber si habían más hondureños en la NASA y la respuesta es afirmativa, de hecho hablamos de personalidades dentro de esa institución y el que lleva más trayectoria es Juan Fernando Gálvez.

Juan Fernando Gálvez en el momento de recibir la medalla de Logro Excepcional

Juan Fernando Gálvez en el momento de recibir la medalla de Logro Excepcional

Juan Fernando Gálvez fue condecorado con la medalla de “Logro Excepcional” en acto celebrado en el Centro Espacial Lyndon B. Johson, en Houston, Texas; nuestro compatriota que lleva 24 años laborado para la NASA se desempeña en la supervisión informática siendo su trabajo muy importante en el éxito de vuelos espaciales tripulados.

Esta selección es exclusiva para miembros de nivel medio y superior de la NASA que hayan supervisado al menos 4 o 5 misiones exitosas, además de ello deben haber hecho contribuciones sustanciales para la eficiencia, el servicio, el ahorro financiero, ciencia y la tecnología, una enorme distinción muy difícil de alcanzar entre los 80,000 empleados de la NASA.

Una entidad como la NASA requiere también de los servicios de los mejores consultores y Marco Cáceres es uno de ellos.

nasa

Marco Cáceres es un experto analista aeroespacial quien trabaja como consultor para la NASA, Boeing, EADS, General Dynamics, Lockheed Martin y Space Works Engineering.
En su posición de “Senior Space Analyst” de Teal Group Corporation ha realizado investigaciones aeroespaciales acerca de satélites, aviones y equipos de alta tecnología civil y militar.

De poco o nada sirven los inventos de tecnología naves espaciales si al final los hombres que viajarán en ellas no tienen que comer, un enorme problema por solucionar y donde Javier Bueso tiene una interesante delegación.

doc

El científico hondureño e investigador de El Zamorano, Francisco Javier Bueso desarrolla una investigación de interés particular para la NASA y su programa espacial, y se trata de “la tecnología para mejorar las tortillas de maíz” en donde nuestro compatriota busca la forma de extender la vida útil de las tortillas de maíz.
El trabajo desarrollado por Francisco Javier en su tesis doctoral en la universidad A & M de Texas podría ser el mecanismo de mejora de este alimento tan propio de nuestros pueblos y haría que los astronautas se deleiten comiendo tortillas en el espacio.

No podemos concluir este artículo sin mencionar un hombre de singular importancia para el lanzamiento de los transbordadores espaciales y nos referimos al científico Abraham Rosa Amador

rosa

Abraham Rosa Amador es un científico hondureño que fue contratado por la NASA gracias a su invento al que muchos llamaron Válvula Lechuza, una válvula mecánica que separa los líquidos de los gases en una tubería y que actualmente se utiliza en los transbordadores espaciales, otro de sus proyectos es un espectrómetro que está funcionando en la estación espacial internacional.
Don Abraham también fue el vocero de la noticia que la NASA estaría construyendo en el país un laboratorio de estudios para la escuela de las ciencias espaciales, terrestres, atmósfera y daños en la tierra; en dicho establecimiento se capacitarán a científicos hondureños, dándoles la oportunidad a jóvenes expertos en química, física y aeronautas, los que engrosarán en su momento la lista de catrachos en la NASA.

 

 

11 Pensamientos

  1. Rafael Rochess 31 julio, 2016