¿Quienes son hondureños por nacimiento?

La mayor parte de países del mundo tienen dentro de su constitución regulaciones sobre la nacionalidad de los hijos de nacionales que nacen en tierras extranjeras y Honduras no es la excepción, tema que es necesario que usted conozca porque la nacionalidad no es algo de suponer, creer y opinar, se trata de conocer las leyes aplicables, momento preciso para aprender quienes son hondureños por nacimiento.

El desconocimiento de las leyes lleva a muchos creer que para ser hondureños es necesario nacer dentro de Honduras, pero lo peor es que es probable que por dicho desconocimiento pierdan oportunidades ya sea adoptando la nacionalidad hondureña u otra donde apliquen este tipo de leyes.

Veamos qué dice nuestra constitución sobre “Hondureños por nacimiento”

Los hondureños por nacimiento

La constitución de Honduras es clara en relación de aquellos nacidos en el extranjero, si usted es hondureño y tiene un hijo que nace en Estados Unidos por ejemplo, según las leyes de ese país será estadounidense y tendrá todos los derechos que ese país le otorga, adicional a esto y según nuestra constitución además de ser reconocido como estadounidense también es hondureño ya que sus padres o uno de sus padres es hondureño.

Si nace en el extranjero ser hondureño es un derecho inalienable 

Nuestras leyes le dan el privilegio de ser hondureño a los nacidos en el extranjero con padre o padres hondureños, la validación y formalización de esa condición de hondureño no es automática y merece cumplir con una serie de trámites, que comienzan con la obtención de la partida de nacimiento del país de origen y luego la inscripción ante los agentes diplomáticos o consulares de Honduras en ese país quienes remitirán certificación al Registro Nacional de las Personas, esto sin que signifique la renuncia de la nacionalidad del país donde nació, es decir que esa persona puede tener dos pasaportes uno por el país donde nació y otro el de Honduras.

Es muy importante que sepa que aunque los padres no hayan realizado ese trámite siendo niño, la persona puede solicitar su incorporación como hondureño en cualquier momento de su vida ya que es un derecho inalienable.

Es así que existen miles de personas nacidas en el exterior que son hondureños también, tal es el caso de David Archuleta cuya madre es hondureña, tan solo para citarles un ejemplo.