Invento de hondureño es premiado entre 4,500 proyectos de 35 países

Todo un éxito es Aquair, dispositivo portátil que extrae agua potable de la niebla, invención que se convierte en una alternativa para millones de personas en países en vías de desarrollo y que fue premiado con el Golden Pin Concept Design Award, competencia tecnológica donde el invento logró llevarse el primer lugar dentro de 4,500 proyectos tecnológicos en representación de 35 países del mundo.

Marco Villela, Hsin-Ju Lin y Shih-Min Chang,  ganadores del premio

Marco Villela, Hsin-Ju Lin y Shih-Min Chang, ganadores del premio

Un hondureño que brilla en Taiwán

Marco Villela es un joven capitalino que cursa sus estudios en Universidad Nacional Cheng Kung (NCKU), institución académica de alto nivel donde se ha distinguido entre miles de estudiantes y muestra de ello es que en julio recién pasado ganó el concurso de diseño “Braun Campus Taiwan 2017” y el 7 de diciembre fue honrado junto a sus compañeros con el apetecido primer lugar de la competencia de diseño “Golden Pin Concept Design Award”, con su invento Aquair, el que ya es destacado por la prensa tecnológica mundial por su enorme trascendencia y posibilidad de ser alternativa en la vida de pobladores de países en vías de desarrollo.

Marco Villela también ganó el concurso de diseño Braun 2017

Marco Villela también ganó el concurso de diseño Braun 2017

Aquair, un invento de enormes beneficios 

Conocer de frente la dificultad de acceso al agua potable es bien conocida por Marco Villela, ya que en su país este es un enorme problema, tal conciencia llevó al equipo conformado por Wei-Yee Ong, Hsin-Ju Lin, Shih-Min Chang, y Marco Villela, en concentrarse en un dispositivo de cosecha de agua potable a partir de niebla, que fuera barato, liviano, fácil de transportar y efectivo, y fue así como nació Aquair, diseñado para uso en áreas montañosas remotas en latitudes tropicales.

Aquair es un invento que llama la atención a nivel mundial

Aquair es un invento que llama la atención a nivel mundial

Aquair, con un peso de 66 libras y como todos los cosechadores de niebla consiste en una malla de tela impermeable, la diferencia consiste en que es de fácil construcción y traslado, utiliza una estructura de bambú, donde por medio de un pequeño ventilador y una pequeña centrifugadora se logra mediante la gravedad la extracción del vapor de agua almacenado en la malla.

Inspirado en Honduras y viene para Honduras

El prototipo de diseño será traído a Honduras en febrero próximo para ser puesto en servicio efectivo en una comunidad del interior para que a partir de ahí pueda ser replicado.

En entrevista a Inhabitat – Futuro Verde – , Marco Villela expresó:

“También queremos que el dispositivo sea fácil de fabricar y ensamblar, para que las comunidades locales puedan acceder fácilmente a las piezas o crear sus propias versiones de AQUAIR”

“No queremos que las piezas se impriman en 3D, porque el material no es lo suficientemente fuerte. Así que lo mejor y más barato sería crear un molde y utilizar técnicas de inyección de plástico o ABS. En lo que respecta a los engranajes, queremos diseñar engranajes más robustos y duraderos, de manera que mientras las partes más baratas del sistema puedan ser reemplazadas y la caja de engranajes pueda durar el mayor tiempo posible”

Marco Villela con acciones y no palabras cambia el futuro de su país y de miles de personas en el mundo, todo un orgullo de Honduras. 

 

 

One Response

  1. JuanCarlos Barrientos Ordoñez 11 diciembre, 2017