Al ser llamado latino desprecia nuestra herencia ancestral, ¿lo sabe?

La Real Academia de la Lengua define a Latinoamericano como: “Nativo de Latinoamérica, conjunto de países que fueron colonizados por naciones latinas, es decir, España, Portugal o Francia” y en su definición de Latino indica que “De alguno de los pueblos de Europa y América que hablan lenguas derivadas del latín”, eso es lo que define la RAE entre otros significados.

Docenas de países son considerados latinos

Docenas de países son considerados latinos

Como regla general, son considerados latinos los oriundos de todos los países desde México hasta Argentina, más aquellos del Caribe que hablan lenguas latinas.

Lo que en realidad significa ser Latino

En todos nuestros países millones dicen con orgullo ser latinos e incluso cuando escuchan ritmos de origen américo-africano brincan de alegría diciendo ¡esa es nuestra música latina!, pero en lo que no reparan o desconocen es que el término Latino es excluyente y es un recuerdo o alabanza de haber sido colonizados despreciando culturas y ancestros propios de nuestras tierras, los Originales Americanos.

Sobre la denominación de Latino existen dos bases primarias, una es relacionada con el uso de las lenguas de origen latino, el Español, Francés y Portugués, es decir que quienes hablen tales idiomas, según la definición, pueden ser llamados latinos, por lo tanto y según la definición se excluye a millones de personas cuyas lenguas originales son de este continente y cuya existencia actual es símbolo de la resistencia de siglos ante la invasión cultural realizada por los europeos, además de otros miles cuya lengua tiene raíces africanas como los Garífuna.

Ser latino no es una raza como muchos creen - Foto de FM 105

Ser latino no es una raza como muchos creen – Foto de FM 105

Otra de las definiciones indica puntualmente que Latino es una etnia de origen Indoeuropeo, lo que únicamente incluiría a aquellos compatriotas cuyos antepasados pueden certificar que son de ese origen.

Aunque en la definición que nos incluye no se hace ninguna extensión étnica ni cultural, es interesante que en la práctica y en muchos formularios oficiales de diferentes países y al consultarle sobre su “Raza u origen étnico” aparece la palabra Latino, lo que es una entera confusión tal como lo manifiesta Jorge Dunany , cuando personas de clara y evidente raíz étnica indígena americana no saben si ubicarse como latinos o indígenas propiamente.

Y la confusión sigue porque al usted llamar de forma general “latinos” a los que nacimos entre México y Argentina incluye a personas cuya lengua materna y cultura son de origen africano y de otras partes del mundo las que según la definición las excluye del término, el que es claramente un nombre excluyente.

Otra de las bases para llamarnos latinos viene de ser propiedad, ya que según la definición se refiere al “conjunto de países que fueron colonizados por naciones latinas”, un recordatorio, alabanza o quizá agradecimiento de los que acuñaron ese término por haber sido “descubiertos”, término que por supuesto no considera la presencia y trascendencia de nuestros antepasados Originales Americanos, no les da ningún valor y los excluye, la palabra Latino desprecia toda la herencia de pueblos que existieron más de cinco mil años antes que los europeos pusieran pie en nuestras tierras, desconoce la base primaria de nuestro mestizaje , el cual se basó en la mezcla de Originales Americanos con algunos europeos.

En conclusión, el uso y aceptación de la palabra Latino como denominador común de nuestros pueblos debe ser pensado ya que tal como se define es solo una muestra de la pérdida del sentido de pertenencia, es un culto a la falta de identidad y falta de orgullo por nuestras propias raíces y herencia cultural, mejor deberíamos acuñar el término Originales Americanos porque la raíz de la enorme mayoritaria de todos los que nacimos en este país es esa, personas con antepasados chibchas, Pech, lencas, miskitus, mayas, tolupanes, tawahkas, chorotegas y de otras culturas que existieron, progresaron e identifican la raíz cultural y étnica de millones que lo único europeo que tienen es un nombre y apellido español, eso porque los colonizadores descubrieron que los nativos “tenían alma“.

Lo curioso es que otros cuya raíz primaria y su mestizaje mayoritario es europeo se hacen llamar americanos y los descendientes de los Originales Americanos les llaman de esa forma con extremo respeto y hasta sumisión y admiración, la diferencia es que ellos sí tienen identidad y la defienden, ¿y nosotros?, siga aceptando ser llamado latino, al final es decisión propia y selectiva, pero si entendió el trasfondo de este término, seguro lo pensará dos veces…

 

 

Agregar Pensamiento