Morocelí está de feria y le invita a conocer sus encantos

El Paraíso, un departamento cuyo nombre no pudo ser más cercano a lo que es, un departamento con miles de atractivos de todo tipo, cultura, arte, historia, en fin una tierra con encantos únicos que hacen soñar.

A partir de hoy y hasta el 17 de enero Morocelí está de fiesta e invita a todos los hondureños a conocer y disfrutar de todo lo que este bello paraje del paraíso puede ofrecer.

Morocelí está ubicado a solo 60 kilómetros de Tegucigalpa, con una extensión territorial de 332.3 kilómetros y con una población de alrededor de 12 mil habitantes y sus moradores están fuertemente ligados a las costumbres religiosas; su fe y sus creencias radican en el Cristo Negro que fue encontrado en el pozo de los milagros en 1915 y desde ese entonces los pobladores y los turistas han visto con devoción las aguas que vierten de este pozo, porque a muchos les ha hecho el milagro de curar sus enfermedades, ofrecer prosperidad y dar salud a su ganado.

En una ocasión, el Cristo Negro fue colocado al pie de las piedras donde fue encontrado, pero desde hace algún tiempo se ubica en las cercanías de la iglesia de Morocelí, en donde con su hermosa fachada adorna el centro de esta localidad y alberga esta reliquia católica.

El encuentro del Cristo ha sido como un imán para que visitantes lleguen a este poblado; el sitio por donde corre el agua bendita lo llamaron “El Señor de la Aguas” y con este mismo nombre bautizaron la feria patronal del lugar. Nombre que le viene como anillo al dedo, ya que Morocelí en la lengua Náhuatl significa “Río de Gorriones”.

 

 

Extracto de artículo de Ingrid Antunez para El Heraldo