Personajes célebres y otros detalles interesantes alrededor de Amapala

Por su ubicación geográfica y estratégica algunas partes de Honduras han sido escenario de múltiples eventos relacionados con la historia universal, uno de esos sitios es la Isla del Tigre, veamos qué tiene de especial esa isla:

La Isla del Tigre es parte de una cadena volcánica que cruza el Golfo de Fonseca, espacio de mar que en parte de su historia fue conocida como Golfo de Amapala, este curioso dato explica la razón del nombre de la única ciudad que existe en la isla.

mapa

El nombre de Isla del Tigre a muchos les parecería fue originado por la presencia de tigres en la zona pero la verdad es que no habían félidos en la isla pero si fue el escondite del pirata Francis Drake quien se hacía acompañar de sus cómplices los que asaltaban las embarcaciones, la isla era el bastión de Drake en el golfo y cuando los españoles se referían a la isla decían “La Isla del Tigre” en alusión directa a la ferocidad de los piratas.

tigres

La primera persona en darle la vuelta al mundo en tres ocasiones fue el expedicionario y escritor inglés William Dampier, este célebre personaje documentó su travesía de forma precisa y en su primer viaje realizado de 1679 a 1681, destacó dentro del continente americano a Honduras y en la portada de su libro colocó a Amapala como punto de inicio de la segunda etapa de su viaje alrededor de la tierra.

amapala-ccover

A finales del siglo XIX y principios del XX, el sur de Honduras fue el sitio donde la mayoría de los alemanes e italianos radicados en el país se establecieron y un buen grupo de ellos se radicó en Amapala convirtiendo a esta ciudad en un emporio comercial, como es lógico pensar, tales ciudadanos mantenían relaciones con sus paisanos aun radicados en Europa y fue por ello que en 1925 se recibió la visita no oficial de Albert Einstein a la isla; esta visita que para muchos es una leyenda urbana, está siendo documentada por el historiador nacional Jorge Amaya y pronto podremos compartir fotos que los lugareños aseguran se encuentran bajo resguardo de descendientes de los alemanes que lo recibieron y que aun viven en la isla.

albert

La presencia de alemanes simpatizantes de Hitler en Amapala y otras partes del golfo hizo que este se convirtiera en sitio de reabastecimiento de víveres para los submarinos alemanes, este detalle por mucho tiempo también se consideró una leyenda urbana de Amapala, sin embargo a finales del siglo XX , el gobierno estadounidense desclasificó fotografías que prueban la presencia de tales submarinos en las aguas del golfo.

sub

One Response

  1. Hary Guilen 6 noviembre, 2016