El montón de piedras de Copán, ¡pero que piedras más fabulosas!

Muchos cuando se refieren a las Ruinas de Copán dicen “Un montón de piedras”, técnicamente no están equivocados, aunque son piedras increíbles, producto y reflejo de una cultura que el día de hoy no deja de asombrar, una ciudad llena de maravillas y de detalles curiosos que valen la pena conocer.

En las piedras dejaron kilómetros de valiosa información - Foto de Jorge Ocampo

En las piedras dejaron kilómetros de valiosa información – Foto de Jorge Ocampo

La cultura Maya fue la única en América que logró desarrollar por completo la escritura, plasmaron sus escritos en edificaciones y tenían enormes bibliotecas, además de ser matemáticos, ingenieros, astrónomos, artistas, odontólogos y arquitectos excepcionales, entre muchos alcances.

Las piedras de Copán

Luego del crimen en contra del conocimiento universal realizado por el español Diego de Landa quien mandó a quemar miles de escritos bajo la creencia que eran demoníacos, solo quedaron las evidencias en piedra que tallaron los mayas antiguos en donde Copán se distingue sobre todas las ciudades mayas por su exquisitez y detalle.

Muros y paredes llenos de glifos - Foto de Jorge Ocampo

Muros y paredes llenos de glifos – Foto de Jorge Ocampo

Y de hecho Copán cuenta con una maravilla mundial, la Escalinata de los Jeroglíficos, el cual es el texto esculpido en piedra más grande de todo el continente americano, un enorme texto donde revela la historia de Copán y sus gobernantes en piedras talladas con una longitud de más de medio kilómetro.

Figuras y glifos por todos lados, una maravilla

Figuras y glifos por todos lados, una maravilla

Resulta increíble que una enorme ciudad haya pasado desapercibida por siglos y la verdad es que no fue así para los descendientes de los mayas pero sí para los nuevos en nuestras tierras quienes reportaron su existencia en 1530, al verla quedaron impactados y le informaron al rey español lo siguiente:

Cerca del dicho lugar como van á la ciudad de San Pedro, en el primer lugar de la provincia de Honduras, que se llama Copan, estan unas ruinas i vestijios de gran población y de sobervios edificios, i tales que parece que en ningun tiempo pudo haver, en tan barbaro injenio como tienen los naturales de aquella provincia, edificio de tanta arte i suntuosidad; es ribera de un hermoso rio, i en unos campos bien situados i estendidos, tierra de mediano temple, harta de fertilidad, é de mucha caza é pesca.”
“En las ruinas dichas, hai montes que parecen haver sido fechos á manos, i en ellos, muchas cosas que notar. Antes de llegar á ellos, está señal de paredes gruesas i una piedra grandisima en figura de aguila, i fecho en su pecho un quadro de largo de una vara, i en el ciertas letras que no se sabe que sea.

Eran tierras lencas

Resulta fascinante que las tierras de Honduras han sido pobladas por diferentes culturas y los territorios donde se encuentra Copán fueron previamente ocupados por los lencas, que dicho sea de paso es una segunda generación de los Macro Chibchas, la primera cultura que se ubicó en Honduras 4,000 años antes que los mayas vinieran desde el Oeste de nuestro país, es por esta razón que no resulta extraño encontrar restos de cerámica y objetos lencas bajo la ciudad de Copán.