¿Por qué nuestras aguas son tan tranquilas y claras que parecen piscinas?

Siendo puntuales, hay tres detalles que maravillan a las personas cuando visitan nuestras islas, lo increíblemente claras que son las aguas, el color blanco puro de la arena y que al estar dentro del agua, el mar es tan tranquilo que da la impresión de estar dentro de una gigantesca piscina, ¿cierto?

LOS ARRECIFES, PRINCIPALES PROTAGONISTAS

Esas características son en esencia el resultado de la existencia de los arrecifes de coral, ¿pero si en muchos lugares hay arrecifes, entonces ¿por qué la enorme diferencia entre las aguas de Honduras y las del resto del Caribe?

Comencemos diciendo que Honduras es poseedora de casi un tercio del arrecife más grande de América y segundo en tamaño en toda la tierra, este arrecife llamado Sistema Arrecifal Mesoamericano, (SAM), hace el inicio de su recorrido de forma casi paralela a la costa continental hondureña; es muy importante saber que el SAM se inicia en Honduras y debido a las corrientes marinas ha logrado transportar la vida a lo largo de todo el sistema; las dimensiones son tan enormes que crean condiciones que ningún otro lugar en el Caribe puede ofrecer.

LO BLANCO DE LA ARENA

Sobre lo blanco de la arena es el resultado de la estructura calcárea del coral la cual es de color blanco puro y yace bajo las colonias de corales vivos y algas que se adhieren sobre dicha estructura, es decir que se encuentra protegida por dichos seres, es ahí donde hace su trabajo el principal artífice de triturar y disgregar esa estructura calcárea y el responsable se llama Pez Loro, este pez se alimenta especialmente de las algas que están adheridas a las formaciones coralinas, el pez al darse el bocado también arranca pedazos de coral muerto el que tritura con sus dientes, ese material es posteriormente expulsado en forma de arena después que el pez ha realizado su digestión.

Pez Loro - Foto de Wikipedia

Pez Loro – Foto de Wikipedia

LA TRANQUILIDAD DE LAS AGUAS QUE HACEN QUE PAREZCA PISCINA

¿Pero por qué es tan tranquila el agua y las olas son tan pequeñas que pareciera que no existen?

prioteccion

 

Esto se debe a la forma y tamaño de los arrecifes, dichos macizos reducen la energía de las olas en valores cercanos a un 97%, disminuyendo también la altura entre el valle y la cresta de las olas; es de ahí también que la presencia de esos arrecifes  protege a las costas de los efectos de maremotos y marejadas destructoras.

 

 

LA CLARIDAD DE LAS AGUAS TIENE UNA RAZÓN DE SER

Ahora si hablamos de la claridad de las aguas, dicha característica está íntimamente ligada a la presencia de arrecifes saludables, un arrecife sano es dicho en otras palabras “un sitio perfecto ya que dentro de ese enorme ser vivo existen miles de seres que desarrollan tareas especificas de filtrado de agua reduciendo considerablemente los sólidos en suspensión” , ese trabajo que hacen las colonias de coral más el flujo de corrientes marinas logran esa espectacular característica que tienen las aguas de los mares de Honduras, una recompensa invaluable para el país que mantiene en mejores condiciones de salud el SAM es la existencia de los dos únicos arrecifes vírgenes de todo el caribe, sitios donde la cobertura de coral vivo es del 70% en comparación con el 19% del resto de arrecifes del Caribe, el nombre de esas dos joyas son Cordelia, ubicado en Roatán y Capiro en Tela.

Toda esa belleza y tranquilidad de los mares de Honduras es producto de los arrecifes de coral y es reflejo de las condiciones de salud que tienen, Honduras ostenta el mérito de ser el que mejor los ha cuidado y obtenemos enormes recompensas por ello, pero tal mérito debe convertirse en motivación para hacerlo mucho mejor cada día, todos podemos hacerlo cuidando y no dañando este regalo de la naturaleza que muchos países o casi todos han perdido.

Comparta, cuéntele al mundo que si lo que busca son esas características, Honduras es el lugar indicado, sin duda alguna y para muestra un botón.

ShawnFoto de portada de Shawn Jackson

One Response

  1. Iris irish 25 agosto, 2015