El primer bus fabricado en Honduras

La historia del automóvil en Honduras está llena de detalles curiosos desconocidos para la mayoría, la llegada del carro causó asombro en los pobladores de principios del siglo XX así como el asombro de muchos el día de hoy al darse cuenta que en 1969 salió de la planta el primer bus fabricado en Honduras.

El primer carro en Honduras -1905- Foto de Edgar Soriano

El primer carro en Honduras -1905- Foto de Edgar Soriano

Gracias a las investigaciones realizadas por el historiador nacional, Doctor Jorge Alberto Amaya, y plasmadas en su libro “Démos un raite“: Breve historia del automóvil, del automovilismo y de las comunicaciones en Honduras, 1905 – 2005, podemos conocer una cantidad enorme de detalles que son desconocidos por la mayoría o que el tiempo ha borrado en una historia que comienza en 1905 con la llegada del primer vehículo motorizado a Honduras.

Así era la carretera del norte en 1930

Así era la carretera del Norte en 1930

La demanda del transporte se incrementó década con década y para 1960 el parque vehicular era de 19,100 unidades, lo que exigió que se buscaran soluciones para el transporte público.

El primer bus fabricado en Honduras

Tal fue la necesidad que el 24 de diciembre de 1969 la prensa nacional anunció la salida del primer bus fabricado en Honduras.

Primer bus fabricado en Honduras

Primer bus fabricado en Honduras

En efecto, a finales de los años 60, específicamente en 1969, se fabricaron los primeros autobuses hondureños, del tipo “Bluebird”, que suelen ser el estilo y marca más usual para el transporte público interurbano en el país aún hoy en día.

Los medios de comunicación de la época reseñaron la noticia con “bombos y platillos”, anunciando que tal logro era incluso motivo de orgullo nacional, pues demostraba que los obreros hondureños, con enseñanzas y medios tecnológicos al alcance, podían obtener los mismos éxitos científicos y técnicos que alcanzaban los países desarrollados.

De este modo, el “Diario El Cronista” aplaudía la noticia en los siguientes términos:

¡En Honduras tenemos una fábrica de montaje de autobuses! Aunque parezca increíble, pero así es.

El hecho es digno de celebrarse, porque viene a demostrar que el obrero hondureño aprende con facilidad, aplica las enseñanzas con la más alta eficiencia y viene a constituirse en un orgullo para este país escarnecido por muchos…

De esta manera, por varios años, una parte de la demanda de autobuses local se logró satisfacer a través de esta producción nacional, no obstante, la crisis política y económica obligó al Estado a cerrar la fabrica de autobuses.

 

 

 

 

Agregar Pensamiento