Las primeras mujeres en Honduras, el cielo es el límite

En el mundo, las mujeres han estado condenadas a estar en un segundo plano, algo que no es justo ya que tanto hombres como mujeres tenemos la capacidad de lograr lo que queremos, pero la lucha de la mujer ha tenido un componente que históricamente se ha convertido en una lucha paralela y hablamos del prejuicio colectivo al que se han enfrentado, por lo que las primeras mujeres en vencer todos los obstáculos son además de ejemplares, la ruta que marca el cambio.

Mujeres en el centro de Tegucigalpa

Mujeres en el centro de Tegucigalpa

En nuestro país, por siglos el trabajo de la mujer estuvo reservado a actividades domésticas y el comercio, personas que se regían por estrictos patrones sociales que les obligaban a vestirse, hablar y hacer lo que los hombres les permitían, un comportamiento que alguien tuvo que comenzar a vencer.

Las primeras mujeres en Honduras

La mayor parte de los oficios y profesiones eran reservadas para los hombres, era un sueño imposible pensar que una mujer pudiera ser doctora, ingeniera, piloto, o desempeñar tareas que solo los machos podrían hacer, un sueño que verdaderas heroínas lograron contra viento y marea.

Para la mujer hondureña la universidad se convirtió en el siguiente obstáculo a franquear y fue así que en 1931 Corina Barahona logró coronar su carrera en Química y Farmacia, convirtiéndose en la primera doctora en ese campo de la ciencia además de la primera mujer en graduarse de una universidad hondureña, pero ese era solo el comienzo.

Rodeada de hombres, Martha Raudales se convirtió en la primera Doctora en Medicina y Cirugía

Rodeada de hombres, Martha Raudales se convirtió en la primera Doctora en Medicina y Cirugía

Le había llegado el tiempo a la medicina y fue en 1947 que coronó sus estudios Martha Raudales Alvarado convirtiéndose en la primera mujer en obtener el título de Médico y Cirujano en Honduras.

Irma Acosta de Fortín, la primera Ingeniera Civil de Honduras

Irma Acosta de Fortín, la primera Ingeniera Civil de Honduras

La mujer tenía que involucrarse en el desarrollo de Honduras y fue así que en 1950 Irma Acosta Mejía se convirtió en la pionera de la ingeniería en Honduras, fue la primera Ingeniera Civil de la nación.

Lo mismo ocurrió con otras carreras universitarias lo que no significó que la barrera había sido franqueada por completo, faltaban otras donde por las condiciones de riesgo era impensable que una mujer pudiera lograrlo.

pilotos

Ya los cielos no eran límite prohibido para la mujer y fue así que surgieron las primeras mujeres aviadoras comerciales de Honduras, Rosadel Farach, Elizabeth Handal, Lesbia Ponce y María Elena Mondragón.

Las primeras mujeres pilotos de combate en latinoamérica

Las primeras mujeres pilotos de combate en latinoamérica

Las mujeres ya habían alcanzado los cielos pero no en el rudo campo militar que por siglos fue dominado por los hombres, había llegado el día de lograrlo y fue así que en 1999 tres mujeres hondureñas y una panameña alcanzarían lo impensable, ser pilotos de combate, fue de esa manera que Dulce María Vásquez Amador, Merlyn Jessenia Maradiaga Castro, Gloria Alicia Torres Muñoz (de nacionalidad Panameña), y Doris Xiomara Andrade Álvarez,fueron las primeras mujeres en graduarse como Pilotos Aviadores Militares de toda Latinoamérica.

Hoy la mujer hondureña destaca como científica, como investigadora, como artista, como lo que quiera, excelencia al máximo que demuestra la materia prima del hondureño.

La mujer hondureña tiene la capacidad de llegar adonde quiera, el cielo es el límite.

 

Agregar Pensamiento