¿Quiere ver como se transporta el polvo del Sahara hasta nuestro país?

Permanentemente y desde el comienzo de la historia de la tierra, esta ha estado sujeta a transferencia de partículas de un lado a otro entre continentes gracias al efecto de los vientos, estas corrientes también tienen un efecto negativo ya que son el medio por donde la contaminación producida en un sitio de la tierra se traslada a otro, pero en el caso del polvo del Sahara lejos de ser algo peligroso y nocivo, es un medio natural que logra año con año que la vida prospere, este evento ocurrirá en Honduras a partir de la tarde del 1 de Julio y continuará el 2 y el 3, y es muy posible que sea apreciable a simple vista donde la mejor forma de percibirlo será enfocándose en puntos lejanos los que se podrán observar distorsionados, opacos y con poca claridad.

 

EL FÓSFORO

Después que fuertes vientos sacuden la arena en el Sahara, una buena parte de las partículas de polvo quedan en suspensión en el aire las que son transportadas desde África hasta el continente americano, en febrero del 2015 por primera vez la NASA ha logrado cuantificar en tres dimensiones la cantidad de polvo que hace este viaje trasatlántico.

Dentro de los descubrimientos se ha logrado cuantificar la transferencia de fósforo que se encuentra en el polvo sahariano y que es resultado de lo que fue un enorme lecho lacustre, este fósforo que en el Sahara es parte de un ambiente desolado llega a complementar la deficiencia de este mineral que existe en las selvas tropicales de América, entra las que se encuentra el Amazonas y las selvas hondureñas consideradas las segundas en tamaño después que la mencionada previamente.

Geophysical Research Letters proporciona la primera estimación del transporte de fósforo, nutriente esencial para el crecimiento de proteínas vegetales y del cual las selvas americanas dependen para su crecimiento, este nutriente es el mismo que se encuentra en los fertilizantes comerciales y que son difíciles de obtener en los suelos de las selvas americanas ya que el fósforo que se produce en las selvas está a niveles superficiales y es arrastrado por las lluvias de forma que es imposible que su volumen en el terreno sea considerable ya que va permanentemente como parte de las corrientes hacia los ríos.

El fósforo que se transporta a través del polvo del Sahara viaja 1,600 millas a través del océano Atlántico, 27,7 millones de toneladas llegan a la cuenca del Amazonas y 43 millones de toneladas de polvo asienten sobre el Caribe.

LA PARTE NEGATIVA DEL ASUNTO

Lo previamente descrito es el efecto de condiciones naturales en el polvo sahariano, sin embargo y dada la influencia negativa del hombre hoy no solamente se transporta el fósforo tan necesario para nuestras selvas y bosques, también es medio de transporte de bacterias, virus, esporas, hierro, mercurio y pesticidas que se recogen de zonas deforestadas en los países subsaharianos que están intensamente afectados por el agotamiento de los bosques.

Aunque no existe cuantificación del daño potencial, la OMS da recomendaciones para evitar afectaciones en la salud por cuenta de las partículas de polvo:

– Las personas con enfermedades respiratorias crónicas (EPOC, asma), adultos mayores, mujeres embarazadas y niños deben usar protectores respiratorios tales como mascarillas o un pañuelo de tela húmedo para cubrir nariz y boca.

– Si se tiene sensación de cuerpos extraños en los ojos, lávese con abundante agua. Es preferible utilizar agua potable, hervida o clorada. Lávese las manos antes de iniciar el procedimiento.

– Cubra las fuentes de agua como pozos, recipientes o estanques de almacenamiento de agua para evitar contaminación.

– Siempre debe utilizar los equipos de protección personal apropiados como gafas protectoras, mascarilla, o pañuelo de tela húmedo para cubrir nariz y boca.

– Humedezca los sectores de su casa antes de barrer para evitar la re-suspensión del polvo que pudiera acumularse.

 

Al final, esto no es causa de alarma ni pánico, es solo un evento natural que evidencia lo pequeño que es nuestro planeta y lo vulnerable que es ante nuestro comportamiento con el, cuide el medio ambiente.

One Response

  1. Marlon Garcia 2 julio, 2016