Ruinas mayas en Comayagua, tiene que saberlo

El 18 de octubre de 1853, el famoso explorador y arqueólogo estadounidense E. G. Squier reportó a la Sociedad Histórica de Nueva York el descubrimiento de las ruinas de una fascinante ciudad que era toda una fortaleza que dominaba el Valle de Comayagua, donde enfatizó que las vasijas encontradas eran idénticas a las mayas de Palenque y Yucatán, donde la escritura era idéntica a la que aparece en el códice de Dresden.

 ruinas mayas de Tenanpúa

Empinado acceso a las ruinas mayas de Tenampúa

Las ruinas que Squier encontró

En su informe de casi 2,700 palabras Squier describió detalladamente lo observado en Tenampúa, hubo varias cosas que le llamaron poderosamente la atención,  una de ellas fueron los muros de piedra que creaban la fortaleza los que describió de alturas variables de 2 a 4 metros y cuya base era de 3 hasta 7 metros, toda una fortaleza en lo alto del valle y con un único acceso donde existían rastros de torres o edificios diseñados quizás para el uso de centinelas y donde según sus palabras era algo que nunca había visto y que hacía que el sitio fuera inexpugnable.

En su relato dice que si las paredes fortificadas eran sorprendentes más lo eran las estructuras que encontró en la planicie superior las que describió como una serie de edificios de forma rectangular donde los accesos de cada uno de ellos eran hacia occidente y donde piedras que nunca fueron cortadas fueron colocadas con gran precisión unas contra las otras especialmente en varias pirámides de 36 metros de base con escalones de piedra desde donde se domina todo el valle y en donde no se pudo haber encendido una fogata sin que fuera vista desde Tenampúa.

Ruinas de forma piramidal

Ruinas de forma piramidal

Pero lo que le resultó más singular e increíble de encontrar fueron dos enormes montículos paralelos de 42 metros de largo por 11 metros de ancho y con una altura de 3 metros en su centro y donde al parecer se habían construido tres terrazas como los asientos de un anfiteatro, conjunto que se le hacía más familiar a los juegos de pelota mayas o a un centro ceremonial como los encontrados por el Sr. Stephens en Chichen-Itza y Uxmal, en Yucatán, visión que después de 100 años fuera ratificada por Dortothy Popenoe en 1927.

Los reportes indican también el hallazgo de cerámica pintada, vasos, jarrones, platos, obsidiana, cuchillos e incluso acueductos que explicaban la forma como los mayas se proveían de agua en esa fortaleza lo que posteriormente se certifica en el informe de la UNESCO donde se pone a los acueductos de Tenampúa como ejemplo de la forma como los mayas aprovechaban el agua mediante una serie de pozos de 2 metros de profundidad cuyas bocas tienen más de 20 metros a los extremos de las construcciones.

t3

¿Qué más hay en Tenampúa?

Si lo previo le parece fascinante hay mucho más que le sorprenderá y es que en lo alto de la montaña hay paredones con arte rupestre en donde se aprecian claramente monos y diferentes figuras zoomorfas y antropomorfas, las que se encuentran en perfecto estado.

glifos

Otro atractivo a visitar son las “Cuevas de Tenampúa” las que según los guías locales no se les ha podido encontrar fin, un detalle curioso que nos lleva a recordar al historiador Pompilio Ortega quien escribió que existían “carreteras subterráneas mayas” y donde explica que precisamente desde Tenanpúa y por medio de cuevas se puede cruzar el valle de Comayagua hasta un sitio llamado Chapulistagua.

Fotos de Gustavo Rivas

Accesos y ciudad – Fotos de Gustavo Rivas

¿Se puede visitar Tenampúa?

El sitio arqueológico de Tenampúa fue registrado como tal hasta 1997 después que fue objeto del saqueo por décadas, pese a tal protección legal el lugar puede ser visitado y existen guías locales entre ellos el señor Oscar Matamoros con teléfono 95992236.

El acceso al lugar queda sobre la CA5 en dirección de Tegucigalpa a Comayagua, entre 300 y 400 metros antes que la autopista pase de 4 a 2 carriles y en el lado derecho de la vía, ahí cualquier poblador le puede dar indicaciones de cómo llegar a la cima de Tenampúa.

Mi experiencia en Tenampúa

A mediados de la década de los 80, quien les escribe tuvo la maravillosa oportunidad de conocer Tenampúa guiado por el arqueólogo Ricardo Agurcia, en dicha oportunidad era posible caminar y encontrar piezas de cerámica en el piso así como piezas de obsidiana; dentro de la caminata el arqueólogo nos comentó que lo más curioso era que los mayas no construían ciudades fortificadas lo que era todo lo contrario a Tenampúa la que era una fortaleza, literalmente hablando, ya que no era posible que alguien subiera a la ciudad sin la posibilidad de ser detectado y aniquilado, construcción que hacía suponer que fue un sitio fronterizo del reino; también fui conocedor del campo de pelota el que a pesar de que sus grandes piedras estaban movidas de sitio era fácilmente detectable su forma original, esto marcó en mi un interés en conocer más de nuestros pueblos indígenas y espero tambien le motive a usted de igual forma.

Recientemente algunos indican que dado que Tenampúa se encuentra en territorios Lenca y porque en la planicie inferior de la fortificación se han encontrado objetos de dicha civilización además que se encuentra muy próxima a la ciudad de Yarumela, es muy probable que Tenampúa haya sido Lenca y no Maya, sin embargo hay que recordar que aun en Copán es posible encontrar rastros lencas ya que ellos estuvieron en esa zona antes que los mayas y posiblemente fue lo mismo que sucede en Tenampúa; es por ello que les dejamos los enlaces marcados en azul donde las fuentes originales del descubrimiento así como la UNESCO indican que fue una ciudad Maya.