Los tesoros perdidos bajo las aguas del Cajón

Cuando se construyen represas siempre existen lo que muchos llaman “daños colaterales”, obras que traen beneficio a muchos y afectan a pocos, historias que se repiten en todo el planeta y donde El Cajón no fue la excepción, un embalse que es el sepulcro de los “Tesoros Perdidos del Cajón”.

El Cajón o Represa Francisco Morazán es el proyecto de ingeniería más grande de Honduras - Foto La Prensa

El Cajón o Represa Francisco Morazán es el proyecto de ingeniería más grande de Honduras – Foto La Prensa

Un proyecto que continúa siendo la obra más grande de ingeniería en Honduras, es también el reservorio de agua dulce más grande del país.

El impacto del Cajón

Tal como se pensó en su diseño, el proyecto sería la fuente de energía más grande del país además de la estructura más grande de protección contra inundaciones del Valle de Sula, dada su ubicación y dimensiones, su embalse inundaría una enorme cantidad de kilómetros cuadrados donde existían comunidades, fincas y sitios arqueológicos.

Bajo las aguas se encuentran antiguas ciudades

Bajo las aguas se encuentran antiguas ciudades

Los Tesoros Perdidos del Cajón

Ante el anuncio de la inundación de la zona se inició un ambicioso proyecto de Rescate Arqueológico, de hecho fue la primera región de América en ser sometida a un proyecto de este tipo, el cual se desarrolló entre 1978 y 1984 en toda la cuenca de los ríos Humuya y Sulaco.

Los resultados del intenso trabajo de una zona que en tiempos precolombinos fue bastante poblada fueron los hallazgos de sitios arqueológicos de arquitectura compleja que ocupó una sociedad estratificada.

Se encontraron edificios para actividades religiosas y ceremoniales, sitios residenciales populares y de élite de sociedades que ocuparon esas tierras mucho antes que vinieran los mayas.

Cientos de montículos fueron encontrados y documentados - Foto de AC Photo by Alvaro Calix

Cientos de montículos fueron encontrados y documentados – Foto de AC Photo by Alvaro Calix

Los sitios inundados

Los sitios más importantes del complejo fueron los nominados como Salitrón Viejo, Intendencia, Guarabuquí y La Ceiba, con un trazo arquitectónico interno complejo y formas determinadas en el uso del espacio.

Aparentemente, se trataba de una sociedad ordenada o internamente segmentada, lo que permitía un acceso diferenciado a los recursos e inversión de los mismos en la arquitectura doméstica y cívica.

Salitrón Viejo

En Salitrón Viejo se identificaron cuatro áreas distintas: la plataforma artificial con sus respectivas construcciones denominada La Iglesia, el Conjunto Residencial Oeste, el Conjunto Residencial Sur y el Grupo Norte.

Principal asentamiento de Salitrón Viejo - Foto de Merari Guevara

Principal asentamiento de Salitrón Viejo – Foto de Merari Guevara

La Iglesia era el complejo dominante en el lugar, consistía en una gran plataforma de 70 x 90 mts. Y de 5 a 5 mts. de altura, sirviendo como fundamento a otros montículos superpuestos, puede que haya sido una plataforma acrópolis que separó una reducida área y las actividades que tuvieron lugar en ella, del resto del sitio.

Foto de Merari Guevara

Foto de Merari Guevara

Posiblemente, el lugar data desde el Clásico Temprano hasta el Clásico Tardío (300-1000 d.C.), basado en la cerámica encontrada en el lugar y la comparación de estas con lugares vecinos.

Importante es el hecho de que la mayoría de las estructuras poseían material cultural de relleno por lo que parece ser que la reutilización de los restos materiales y de las plataformas desocupadas pudo ser una práctica común en Salitrón Viejo.

Intendencia

Intendencia poseía 220 montículos en excelente estado de conservación; el sitio fue construido a lo largo de la parte baja de una ladera del valle con vista a la vega.

El sitio estaba dividido en terrazas y contenía agrupamientos rectangulares bien delineados con plazas.

Las residencias individuales están distribuidas en pequeños grupos sobre o alrededor de las grandes plazas al igual que en Salitrón Viejo.

Aunque la distribución se debe en parte a las irregularidades del terreno, también es cierto que podrían reflejar las divisiones sociales internas de los distintos grupos de parentesco o quizás las diferentes áreas funcionales dentro del sitio.

Figurines llamados los Jorobados - Foto de Merari Guevara

Figurines llamados los Jorobados – Foto de Merari Guevara

Guarabuquí

En Guarabuquí, se encontraron 162 montículos en un área de 15 kilómetros cuadrados. El lugar albergó un núcleo poblacional que se caracterizaba arquitectónicamente por un orden de planeamiento típicamente mesoamericano.

Participando en esta esfera cultural orientada en su mayor parte hacia el oeste y noroeste (Lago de Yojoa, Valle de Sula). Sus estrategias de subsistencia estaban orientadas a la explotación de los recursos fluviales, del bosque y de la agricultura o sea una economía mixta.

Su sistema de estructura social comprendería una jerarquía de linajes segmentados sujetos a los dirigentes del linaje primario.

Los resultados arrojados por las excavaciones de sitio reflejan una sociedad compleja que hace su aparición durante el Período Clásico Temprano y se prolonga al Tardío.

 

Agregar Pensamiento