The Guardian exalta y reconoce tarea de hondureño héroe

Cuando tenía cinco años mi papá murió y tuvimos que irnos para Honduras, luego en una navidad cuando recibí regalos de mi mamá vi que mis amigos del barrio se morían por ver mis regalos, ellos no habían recibido ni uno, lo que me hizo sentir mal, y le pregunté a mi mamá ¿por qué tengo que recibir regalos?, esta es una parte de la entrevista que reproduce The Guardian, la historia de un héroe de Nueva York y héroe de Honduras.

La historia de Ramiro publicada en The Guardian

La historia de Ramiro publicada en The Guardian

The Guardian le cuenta al mundo una historia ejemplar

Bajo el título: “Progreso Personificado, Héroe del Metro de Nueva York lleva sus buenas acciones al extranjero“, The Guardian le cuenta al mundo las acciones de un ser que desde niño conoció las dificultades que tenía que pasar un niño pobre, experiencias que en vez de crear un resentido social que señala y busca culpables, le enseñó que ante los problemas las quejas no valen de nada, lo que importan son las acciones y el amor por los demás.

El camino de vida de Ramiro Ocasio Moya cambió de rumbo ante la muerte de su padre y su llegada a Honduras, sitio de donde su mamá es originaria, este cambio de domicilio le hizo conocer cosas que nunca había visto, diferencias sociales que le dijeron desde niño que debía hacer algo, conciencia que su mamá le orientó a través de la caridad y hermandad.

Una vez terminó su secundaria en El Progreso, regresó a los Estados Unidos en donde bien pudo hacer su vida dedicándose a sí mismo, olvidando lo que había aprendido de niño, pero no fue así y luego de encontrar trabajo se hizo un propósito, quería ahorrar entre 70 y 80$ de su quincena para poder ajustar un buen monto de forma que al regresar a Honduras le pudiera dar de comer a 20 o 30 familias.

No se necesita ser millonario, ni Bill Gates, para poder marcar la diferencia en la vida de familias pobres

Esta acción la realizó año con año pero algo insospechado interrumpió este ciclo de amor por el prójimo.

fosa

La fosa del tren de Nueva York es profunda

Se convierte en héroe de Nueva York

Esperando el tren, escuché una conmoción y después de algunos minutos le puse atención, se trataba de un anciano que había caído a la fosa del tren, una diferencia de casi 3 metros de altura, la gente hablaba pero no hacía nada y cuando vi que las luces del tren se acercaban dije:

Tengo que hacer algo, no puedo dejar que ese hombre muera justo frente a mis ojos

El pobre hombre gritaba por ayuda y en los ojos se le notaba el pánico porque el tren ya venía…

Me tiré, lo saqué y fue ahí cuando me percaté de lo profundo que estaba y la forma como temblaba la estación ante la cercanía del tren, yo no podía salir y afortunadamente 4 o 5 personas lograron sacarme y en segundos pasó el tren

El día siguiente había canales de televisión tocando mi puerta para entrevistas y miles de personas me felicitaban por mi acción, de igual forma llegaron donaciones de reconocimiento por lo realizado, ya era conocido como héroe de Nueva York.

Nace la Fundación para la Educación en Honduras FEIH

Con el dinero que la gente le había donado se unió con otras personas y decidido a crear una fundación que lograra cambiar la vida de niños pobres en Honduras, fue así como nació The Foundation for Education en Honduras, FEIH, dicha organización comenzó a trabajar con la visión de construir una escuela en cada municipio del país y con el tiempo logró realizar su primer trabajo en El Progreso.

ramiro-clinton

Gracias al trabajo y transparencia logró que la Fundación Clinton le apoyara y así logró continuar con la tarea de construir escuelas donde ya son 3 centros educativos los que han sido donados a comunidades pobres, apoyo que no se limita al establecimiento educativo ya que también se les dan a los niños los implementos necesarios para ir a la escuela dignamente.

Las acciones de nuestro amigo Ramiro Ocasio Moya nos hacen preguntarnos, ¿qué pasaría en Honduras si todos sus hijos siguiéramos el ejemplo de Ramiro?, Honduras sería otra y la única queja que podríamos tener es que no nos ajusta el tiempo para llevar amor a todos nuestros hermanos.

Bravo Ramiro, sabemos que no te gustan los reconocimientos pero toda Honduras reconoce y valora tu ejemplar labor.

Escuche la entrevista completa en inglés en este enlace con The Guardian