La Doctora de los Bordos, una joven mujer que inspira

La pobreza que a muchos les sirve de excusa a Gina le sirve de motivación para ser Médico, y vaya que lo está logrando…

Gina Meza es una hondureña que le está dando una lección a muchos que solo saben quejarse y culpar a todos de su suerte, y eso que en su vida ha tenido casi todo en su contra, una joven que nunca conoció a su padre y que su madre cedió su crianza a una tía, viviendo en una casa muy reducida y al lado de un bordo, un panorama que desalienta a cualquiera pero que Gina ve como una razón de peso para no claudicar y seguir adelante…

doctora 2Una vez concluidos sus estudios de secundaria entró a la UNAH- VS de San Pedro Sula; su manutención resultado de una pequeña pulpería de su tía le permitió estudiar Administración de Empresas pero con el tiempo decidió cambiarse a Medicina, de igual forma y ante la necesidad de incrementar sus ingresos decidió trabajar en un lugar donde clasifican y lavan sacos sucios, trabajo que medio mundo asocia a los pepenadores de basura pero que ella hace con mucha dignidad.

Todos los días y al salir de la universidad, Gina cambia sus ropas blancas por otras derruidas para proceder a hacer la tarea de limpiar y clasificar sacos usados los que después serán reciclados, trabajo que realiza en un proyecto con fines sociales ya que el producto de la venta de sacos sirve para darle de comer a muchos niños de esos bordos donde campea la pobreza.

La historia de Gina en la universidad desde un inicio le ha servido de inspiración a muchos, ella comenzó estudiando la carrera de Administración de Empresas y en ese entonces se dedicó a vender bombones y churros con el fin de cubrir con el pasaje de bus desde su casa a su centro de estudio, gracias a su tarea y a su hermoso aspecto físico los compañeros le apodaron “La Chica Bombón” , súbitamente Gina decidió cambiarse de carrera y nada menos que a Medicina, una carrera que además de prolongada en tiempo también exige cubrir costos elevados, pero eso no fue obstáculo para ella ya que desde un inicio al no poder comprar los libros los conseguía prestados con sus compañeros, siempre una respuesta proactiva ante todos los obstáculos, siempre buscando soluciones a los problemas…

Según sus palabras: “La Medicina es bonita, pero no es fácil porque tiene mucho contenido, desgasta física, intelectual y emocionalmente”, sin embargo eso no me desanima.

Hoy Gina se encuentra cursando el cuarto año de la carrera y es admirada por su temple y deseo de seguir adelante, ella por su parte no piensa quedarse como médico general ya que su meta por ahora es ser dermatóloga infantil, inspirada en el padecer de los niños que viven en los cinturones de miseria que bien conoce…

Pero su meta no solo es esa, ella tiene planes de instalar una clínica popular en el sector donde vive y trabaja,  “cuando venimos de abajo tenemos mayor conciencia social. Sabemos qué es el dolor, el hambre y la necesidad”, estos planes que son a futuro podría decirse ya comenzaron a ser realidad ya que las personas que laboran en su sitio de trabajo y otras de los bordos le consultan sobre sus enfermedades y de igual forma Gina les responde, soluciona e inyecta no solo medicinas, también les inyecta entusiasmo y la esperanza de que mediante el trabajo y esfuerzo se puede seguir adelante.

Para desanimo de los caballeros, Gina no piensa tener novio ya que está enfocada en sus estudios a los que define como su “Verdadero Amor”.

La historia de Gina Meza fue conocida por la opinión pública por medio de un reportaje de La Prensa, su historia ejemplar conmovió y alentó a muchos en el país, pero este ejemplo ha sobrepasado nuestras fronteras ya que Univision le ha dedicado un espacio donde millones de personas en el mundo han sabido de lo enorme que es esta joven mujer a quien muchos conocen como “La Doctora de los Bordos”

Gina Meza, mujer hondureña ejemplar, una mujer que le está enseñando a todo un país la forma correcta de hacer las cosas es todo un orgullo de la nación.

One Response

  1. Syviah Indira 1 julio, 2016