Utila y Robinson Crusoe, ¿casualidad o leyenda?

Dentro de la literatura universal del siglo XVIII figura una obra maestra llamada Robinson Crusoe la que es considerada como la primera novela inglesa, dicha obra fue escrita por Daniel Defoe en 1719 y relata sobre la vida de un náufrago inglés que pasa 28 años en una remota isla tropical, historia que fue inspirada en hechos reales sucedidos a Pedro Serrano y Alexander Selkirk.

LIBROLa trama de la obra inicia con el viaje de Robinson en las costas africanas, sitio donde fue capturado por piratas de los cuales logró escapar y gracias a un navegante portugués fue trasladado a Brasil desde donde emprendió de nuevo su viaje a África, con tal mala fortuna que naufragó y fue el único sobreviviente que pudo llegar a una isla tropical, la que describe como tal.

Robinson Crusoe

Robinson Crusoe

Considerar que la obra fue basada en experiencias reales hace pensar que la isla a la cual se refiere el libro también es real y en base a ese pensamiento muchos estudiosos han tratado de identificar a cual isla se refería Defoe en su obra; habiendo dos fuentes, la de Selkirk y la de Serrano, pues hay dos líneas de pensamiento, si solo consideramos la de Selkirk la isla a la que se refiere el libro definitivamente sería una ubicada en el archipiélago de Juan Fernández, la que se encuentra en el océano Pacífico a 700 km de Chile, una isla donde incluso se conoce de una cueva donde Selkirk se refugió, todo estaría resuelto pero la obra menciona que lo acontecido sucedió en el océano Atlántico e incluso en la portada habla sobre la desembocadura del río Orinoco, detalles que descalifican a la isla de Chile, además que pese a que esa es una isla remota no se parece ni por cerca a lo que se puede encontrar en una isla tropical.

Revisando la versión de Serrano, este naufragó muy cerca del Cabo de Gracias a Dios, en un archipiélago colombiano que se conoce como Los Bancos Serranía o Serrano Bank, en esta ubicación se podría encontrar una isla que podría contrastar con la descripción de una isla tropical, pero el único problema es que los bancos Serranía son bancos de arena, sin vegetación ni fuentes de agua fresca, nada que ver con la descripción del libro.

Paralelo a esas tesis, hay una tercera que más bien es una leyenda pero que arroja ciertas lineas de pensamiento que calcan a la perfección con lo descrito en el libro, y se trata de una leyenda de Utila donde los pobladores aseguran que la isla de Robinson Crusoe es precisamente esa, una isla que fue poblada por indígenas, que tiene fuentes de agua fresca, donde la vegetación es idéntica a lo mencionado y que cuenta con cavernas; pero la pregunta es, ¿qué tiene que ver Utila con las posibles fuentes del libro?, la respuesta es que es posible que Defoe también utilizara relatos de piratas y que como ustedes saben Utila así como las demás Islas de la Bahía fueron su refugio precisamente en las fechas previas a la que el libro fue escrito, una posibilidad que luce factible ya que los piratas no eran precisamente grupos de bárbaros como se pintan en las películas, eran fieles súbditos a la corona inglesa, personas con títulos nobiliarios y con profesiones universitarias muchos de ellos, detalles que abren la posibilidad que hayan sido fuente de consulta de Defoe y que también hayan sido los mismos piratas los que al leer el libro reconocieran a Utila como ese lugar de ficción.

Como dijimos todo ronda en especulaciones, asociaciones de relatos reales y conjeturas ya que se trata de una novela, pero no deja de ser fascinante pensar que Utila sea el sitio que solo con conocerlo te hace sentir que estás en la isla de Robinson Crusoe.

Lea el libro y nos cuenta…

One Response

  1. rotulos electronicos 18 septiembre, 2015